martes, 17 de julio de 2007

16/VII/07

El poema no está terminado, no sé si lo terminaré... Lo escribí ayer en la Bahía, rodeada de un montón de gente plasta (todo hay que decirlo), yo bajaba a escribir, a eso de las 18'30-19'00h, como siempre, y claro... El Carmen.
Fue un horror, gentío insoportable hasta para los mosquitos.
Seguramente no sea el poema final, pero esto le da un toque de gracia al asunto, porque así se puede observar la pobre manera que tengo yo de hacer crecer un poema.
El tema está muy manido, ya sabeis, lo de siempre. Y además, tiene algunas partes susceptibles de ser eliminadas que van entre corchetes.
---------------------------
16/VII/07
Junto a la bahía aferrado
a las brumas circunscritas
le perdonó
[Así se sentía] tras la helada
perdonado
Por no hablar no creer no querer
tan poco como el otoño predijo
Por no escoger principio o fin
de lo ya escrito
Por no saciar no desatar
no ser posibilidad ni hecho
Por dejarla creer que así era
por dejarla crecer desde niña
en las fronteras de una soledad caduca
Había sido la extensión de lo inconcreto
el perfume ilusorio del destino previsto
Sistema de pérdidas jamás probadas
Bosque de promesas centenarias
a falta de actos por instinto
Y ahora perdonado
sumiso a los sueños
derrotado por recuerdos
se aferraba a la bahía
(...)
Y aquí me he quedado... Estancada por la muchedumbre y los señores que se sientan a tu lado.
La próxima vez que vaya a la bahía a escribir (hoy por ejemplo, si no nos llueve), voy a tumbarme en el banco para que el señor de turno se busque otra compañía.
ATENCIÓN
SE NECESITA SOLEDAD, ARTISTA CREANDO. GRACIAS

lunes, 16 de julio de 2007

Boccherini

Lo que dejo aquí es la escena final de Master & Commander. Que ostenta la bonita obra de Boccherini: La musica notturna della strade di Madrid nº6 opus 30.
DISFRUTEN

jueves, 12 de julio de 2007

23'55h --> Jueves 12, Julio de 2007

No le debo nada al Amor, nunca lo he malgastado (ni siquiera creo haberlo usado), nunca me he arrastrado tras él...


Sin embargo, ahora me persigue para ajustar cuentas. Reduce mis noches a vagos recuerdos e insalvables agonías de posibles situaciones ajenas a mí. Reduce mis días a momentos evitados, inciertos... Momentos que se me escapan de las manos. Pero lo único que verdaderamente puedo decir que he tenido.


¿Por qué me sigues, Amor,?¿Qué restos dejan mis lágrimas? ¿Qué quieres de mí?


-----------------------------------------


11.VII.07


Y si a veces

nos hubiéramos impulsado

a la imperfección completa

a esos momentos irrepetibles

incalculable su valor

inalcanzable su tiempo


Tal vez hubiéramos sido

engañados por nosotros mismos

o por el otro

porque era imposible conocer

los lugares que creamos

no supimos cómo ni cuándo

sin perdernos en los últimos

restos de realidad que

los habitaban


Ya no hay cabida para

la duda ni el llanto

ni para tus besos

ni para el cielo pintado

o sus gotas aún frescas

de óleo


Tal vez mañana queramos

pasear un ayer

inequívocamente fingido

Tal vez quieras recuperar

mi sonrisa mi tacto

Tal vez sólo sea

al contrario


Y si a veces

nos hubiéramos querido

no importa cómo ni cuándo


La forma es bastante horrenda... Pero se trata del contenido.
(Literariamente, aún acepto sugerencias, palabras ajenas)

domingo, 8 de julio de 2007

HALO LUNAR

Este poema que dejo a continuación lo escribí frente a un cuadro de José Luís Mazarío con el mismo título. Lo he mandado a Guadalajara (al concurso de poesía RÍO UNGRÍA), para probar suerte en otro concurso.

No es lo mejor, pero tampoco lo peor que he escrito... Tiene algunos retoques sobre el original escrito en la estancia de la exposición "Despacio" el día de su inauguración.


HALO LUNAR

Sentimos almas ajenas
como sedentarios sucumbidos
a un destino
de momentos pasajeros

inevitablemente

El halo nos enfrenta
a los prados que rodean
el frío momento reflejado
en la oscuridad completa
Sea blanca azul o amarilla
la cara oculta la reta

Y acaso a veces soy consciente
de aquel árbol del que soy parte

ahora

en mi respiración imprevista
sobre las hojas
de mi mano oscurecida
por el halo de la noche

Quién fuera árbol
hijo adoptivo de la luna

domingo, 1 de julio de 2007

Existo/ pero no insisto...

Existo

Pero no insisto
en que teníamos que amarnos

si la lluvia se evaporaba
o se hundía en las grietas del pavimento
Teníamos que amarnos

si las tardes de película
desaparecieron y dejaron escamas
de rojos silencios
Teníamos que amarnos

si nos sentimos caer de costado
si nos rompimos mil veces al azar
si escuchamos al mar llorando
si queríamos calmarlo
Teníamos que amarnos

Porque la soledad
no es toda nuestra
si no nos recordamos
Teníamos que amarnos

porque los vientos suaves
pesaron más en las manos
Teníamos que amarnos

Insisto reiteradamente
en que teníamos que amarnos

pero no existo


1.VII.2007 -- 11’22h. Mañana lluviosa de verano






No quiero que les guste, necesitaba ponerlo, "without more"...






Relacionados

Related Posts with Thumbnails