domingo, 31 de mayo de 2009

Monólogos suspendidos IV

No nos recogió la vida de los escombros juveniles
ni nos reconoció justos e iguales a todos los amantes
ni a los amados

Pretendimos ser revolución íntima y desastre estrafalario
Y fuimos desastre y revolución
de estrafalaria intimidad

Atrás otros nombres también injustos y desequilibrados
atrás los sistemas de comunicación
los errores o la falta de ellos
y las pausas sincopadas de memorias circunscritas

Atrás las lecturas escolares
atrás las desdichas de los cuellos

Y las manos hacia delante
que recogieron otras lágrimas o la falta de ellas

Aquí Ahora y después de Nada
qué queda o qué dejamos para mañana
si ayer y atrás quedó todo lo que nos hace Ahora

qué hoy nos queda por vivir

Paul Éluard

Veintiocho de noviembre de mil novecientos cuarenta y seis


No envejeceremos juntos.

Este día está

De más: el tiempo desborda.


Mi amor tan ligero pesa como un suplicio.


----


Vingt-huit novembre mil neuf cent quarante-six

Nous ne vieillirons pas ensemble

Voici le jour

En trop: le temps déborde


Mon amour si léger prend le poids d'un supplice.



Paul Éluard. Últimos poemas de amor.

El 28 de noviembre de 1946, Paul Éluard perdió brutalmente a su mujer, Nusch. El 16 de junio de 1947, bajo el pseudónimo de Didier Desroches, y para algunos amigos, publicó en los "Cahiers d'Art" El tiempo desborda, ilustrado con fotografías de Man Ray y de Dora Maar.

lunes, 25 de mayo de 2009

Cuando Benji encontró a Oliver... (o La Biblia 2.0)



Ya sé que es romper con la seriedad de últimamente... tan... tan... seria.

Pero, como ser que reconoce que el placer sale directamente del cerebro... El pasado sábado me inflé a humor inteligente, o eso espero que fuera.

El caso es que este sábado actuó Dani Mateo en la BNS y allí estuve yo dispuesta a reirme. Y lo hice, aunque no tanto como con otros monólogos del catalán (Moisés, Oliver y Benji). Qué temas trató: Furaco, su amigo Iñaki, el facebook, otros temas de contenido no apto para mentes conservadoras... Incluso el sacrificio conyugal... Pero lo bueno es que mantuvo una forma su monólogo, que no sientes que te cuenta historias sin ningún tipo de nexo, como quien recita la lista de la compra por si se olvida de apuntar algo.

Además, este chico tiene un atractivo cómico... Sabes por alguna razón que te va a gustar lo que te cuente. Y es muy simpático, humilde es la palabra, campechano en términos vulgares.

Aunque haya sido de un modo silencioso, llevo siguiendo los pasos de este licenciado en periodismo desde los primeros tiempos de Noche sin Tregua (he de decir que echo mucho de menos ese programa), reconozco que no he podido tragarme La Familia Mata, a pesar de que cuenta con grandes actores (NO TODOS). Cuando puedo me apalanco en el sofá a ver SQLH, aunque últimamente me paso por el salón sólo cuando aparece Miki (otro gran cómico, aquellos tiempos de El Informal...).

Al fin y a la postre, Dani Mateo, un tipo entretenido y, según lo que he leído en su antiguo blog y el que ahora escribe con Ángel Martín (nuestrascosas.tv) -que por cierto, ha tenido muy mala baba con algunas de sus entradas de blog-, un tío culto, que aunque declara haberse licenciado tras el resquicio de la puerta, sabe lo que se hace.

GRACIAS POR EL RATO

miércoles, 20 de mayo de 2009

Seven Seconds

domingo, 17 de mayo de 2009

PRIAPEOS I

A estas alturas sobra que explique qué son los poemas priapeos, pero permitidme que haga una pequeña introducción antes de ir "al pan":

Los priapeos son una colección de poemas erótico-festivos de autor o autores desconocidos en honor a Príapo, divinidad menor de carácter itifálico, cuya cronología viene a oscilar entre la época augústea y los años posteriores a la obra de Marcial, con cuyos Epigramas muestran estas composiciones muchas afinidades de fondo y forma, con un lengua directo y descarnad. La práctica de elaborar versos dedicados a Príapo en Roma se documenta ya en Catulo, Horacio y Tibulo.

(FERNÁNDEZ CORTE, J.C.; MORENO HERNÁNDEZ, A.
Antología de la literatura latina. Alianza Editorial)

Parodia del estilo retórico.
En consecuencia, oh Quírites (pues ¿cuál será el límite?=, o me cortáis el miembro viril que noche tras noche fatigan las vecinas siempre calientes y más salaces que los gorriones en primavera, o reventaré y os quedaréis sin Príapo. Vosotros mismos veis qué jodido, agotado, pálido y macilento estoy, yo que antes, rubicundo y vigoroso, solía atravesar aún a los ladrones más fuertes. Ahora, pobre de mí, em fallan las fuerzas y escupo peligrosos esputos entre los espasmos de la tos.
Priapeos, 26
(E.M.C)

sábado, 9 de mayo de 2009

domingo, 3 de mayo de 2009

Visita de los chistes (fragmento)

"Fueron entrando unos médicos a caballo en unas mulas, que con gualdrapas negras parecían tumbas con orejas. El paso era divertido, torpe y desigual, de manera que los dueños iban encima en mareta y algunos vaivenes de serradores; la vista asquerosa de puro pasear los ojos por orinales y servicios; las bocas emboscadas en barbas, que apenas se las hallaran un brazo; sayos con resabios de baqueros; guantes de infusión, doblados como los que curan; sortijón en el pulgar con piedra tan grande, que cuando toma el pulso pronostica al enfermo la losa. Eran éstos en gran número, y todos rodeados de platicantes, que cursan en lacayos y, tratnado más con las mulas que con los dotores, se gradúan de médicos. Yo, viéndolos, dije:
- Si déstos se hacen estos otros, no es mucho que estos otros nos deshagan a nosotros."

Quevedo. Los sueños.

Relacionados

Related Posts with Thumbnails