jueves, 30 de octubre de 2008

No soy una Lolita...



Se detuvo el tiempo en esa gota esponjosa y no en otra, y llovía a mares. Él me agarró de la mirada y yo exigí una explicación con las manos. Me dijo que había estado pensando en mí, le dije que esas cosas no se cuentan...

Cayó la gota al suelo y miles de partículas de nada chocaron contra nuestros zapatos.

"No soy una Lolita", le dije. "Lo sé", contestó, "pero dueles".

De repente, un cúmulo de gotas retenidas sobre nosotros por aquella espongojosa miga de agua, cayeron sobre nosotros... Estábamos empapados de recuerdos.

sábado, 25 de octubre de 2008

Exquisito. Personas que viven en la exquisitez y personas dominadas por ella

Somos esclavos siempre de nuestro tiempo, por mucho que nos alejemos más o menos del prototipo contemporáneo de persona, animal y cosa. No obstante, en estos tiempos que corren... que no son los mejores, hay gente que definitivamente huye de su naturaleza cavernícola, visceral y más primaria.
Y no sólo eso, la gente (salvo honrosas excepciones) es incapaz de elegir verde y naranja, blanco y negro, luz y oscuridad...
Es decir, usted, en estos momentos en los que posicionarse gratuitamente está tan de moda, si decide "a" mañana no puede decidir también "b". Porque, aunque las premisas no sean contradictorias, usted ha elegido "a", oiga.
Si a mí me gustara la química orgánica (que no es el caso, además no tengo ni idea), no podría ya dedicarme a escribir... O decantarme, junto con esa química, por las versos de Walt Whitman. No podría.
Hay un estúpido anuncio de una compañía telefónica que hace poco, en mi valoración humilde, ha caído a las profundidades, que refleja en cierto modo esta idea: ¿Ciencias o letras? Pues eso, señores, que no pueden quedarse con todo, por algún extraño comportamiento humano, si a mí me gusta Mozart ya no me puede gustar AC/DC.
Me parece que hay personas a las que, de tanto perseguir esa cínica exquisitez, la misma les ha dominado, y se encuentra en la disyuntiva de negar, no sólo a sí mismos si no a quienes les escuchan, rodean, lo-que-sea, lo que aparentemente, en su instinto más puro, les gustaba aceptar e incluso disfrutar.
¿Hasta tal punto ha llegado la impostura de la vida en sociedad? ¿No se dan cuenta de que precisamente ese ímpetu por evitar aceptar tanto "a" como "b" rigiendo la elección por unos cánones sociales, precisamente eso es lo que hace que hoy elijan "a" y mañana "b"?
Creo, por otro lado, que la diversidad de opiniones es totalmente maravillosa y enriquecedora, no obstante, no se puede hacer de una opinión personal una máxima. Si a usted no le gusta algo, diga que no le gusta y que le parece tal o cual cosas, pero no diga que, puesto que a su sentido exquisito le asquea, ese algo es tal o cual cosa.
Juicios de valor los justos, sobre todo en los tiempos que corren, en los que mañana tendrá que afirmar justamente lo contrario.

viernes, 24 de octubre de 2008

miércoles, 22 de octubre de 2008

Moscas ..hjhrtjeras. ¿Qué dices cojoneras?

Sé, no creáis que no, que lo que ahora leeréis es, en realidad, lo que quieren. Pero no puedo evitarlo.




Dice el Wikcionario (por lo tanto hay que creérselo a medias, pero en esto acierta) que mosca cojonera es: Persona que resulta muy pesada o molesta. Es una manera muy educada y correcta de decir: toca pelotas.


Dichas moscas, puesto que son familia directa de la mosca común, abundan en terreno donde hay mierda. La diferencia, dado que la similitud es obvia (se comen la mierda ajena), es que la rama de las cojoneras REMUEVE mierda que, por otro lado, hacía tiempo que ya no olía. Otro punto en común con sus primas las moscas de "andar por casa" es que cuando vuelan alrededor de tu cabeza, se acercan a tu oído, o cosas por el estilo, oyes un zumbido molesto e incesante (en el caso de la mosca cojonera, dicho zumbido se llama rumor).

Todo hijo de vecino, por ciencia infusa o, mejor, naturaleza humana, comienza entonces el "baile de la mosca" que es, ni más ni menos, intentar cogerla, pegarla, apartarla y un montón de -rla más hasta conseguir eliminar el dichoso zumbido. Los más expertos mata-moscas aprenden a recoger a las idem en su mano y estampanarlas contra una ventana o contra el mismo suelo.
Haciendo esto, podemos conseguir que, al menos en lo que dura nuestra estancia estática allá donde estemos (y salvo que no haya un número exagerado de moscas comunes) no vuelva a aparecer una mosca.
Pero con la mosca cojonera eso no es posible. Se extiende como la peste, su zumbido es peor que la alarma de una bomba nuclear y su tamaño aumenta siempre que no reciba un castigo por su más que molesta actuación. La mosca cojonera nació única y exclusivamente para alimentarse de mierda y morir un día de lo más vulgar. Como sabréis, la mosca cojonera no tiene, como tal, vida propia. Su función es vivir la vida de los demás. No tiene aspiraciones, ni metas aparentes, ni motivaciones sustanciales; salvo TOCAR LAS NARICES (algo para lo que están más que preparadas).
Cuando la mosca cojonera no encuentra mierda de la que alimentarse tiene la capacidad de crear mierda ajena cimentada en supuestos que ella misma establece. Por lo tanto, es muy difícil matar a la mosca cojonera. Sólo hay una forma de hacerlo.
Dicha forma consiste en hacer caso omiso a sus zumbidos, dejarla que coma toda la mierda que le apetezca, hasta explotar si quiere, obviar su presencia y la de su grupo... En definitiva, pasársela por el forro. De este modo, la mosca mengua espectacularmente al no poder basar sus supuestos en ningún hecho de la vida cotidiana.
Pero para que esto ocurra, puede pasar mucho tiempo. Mientras tanto, algunos científicos (ante la dificultad de guardar la calma y mantener la paciencia) apuestan por sumirlas en cúmulos inmensos de mierda... Las pruebas dicen que un tanto por ciento más o menos palpable ha muerto de sobredosis. Es decir, en palabras más coloquiales, este nuevo proceso de exterminación se basa en hacer cargar con el peso de tu mierda a la mosca cojonera. EL MUNDO SIEMPRE NOS LO AGRADECERÁ.
No obstante, para aquellos desquiciados moscones que quieran rehabilitarse, se ha creado el Asociación de Moscas Cojoneras Anónimas (y lo de anónimo es por esa cobardía que las caracteriza), asi que aquellas moscas que leyendo esto se hayan dado cuenta del daño que hacen a la sociedad, tienen el siguiente teléfono para unirse a la asociación (como verán, el presidente de tal club es anónimo y no se conoce su paradero hasta que se entra a formar parte de Moscas Cojoneras Anónimas), además de una dirección a la que pueden enviarse cartas (también se desconoce el lugar de las reuniones):
956794515
Asociación de Moscas Cojoneras Anónimas AMCA
C/ Ni tu madre te aguanta en casa nº2
28041 Pedazo; PLASTA
Imagínense que vergüenza si se dan por aludidos... Aunque siempre quedará ocultarse tras un "anónimo".

domingo, 19 de octubre de 2008

No me toques... las bragas

Ayer mismo hablaba con alguien cercano sobre la censura en estos tiempos, a raíz de la última polémica suscitada por Diario de una ninfómana, tan acorde con mi entrada anterior, por otro lado.
Hace no mucho, en Estados Unidos, ocurrió algo más escandaloso pero de índole semejante: la teta de Janet Jackson (que, lejos de ir a padecer pulmonías, la pobre padece migrañas). Recuerdo ese escándalo norteamericano con aquel pezón cubierto por un solete de metal (que yo pensé: qué frío tiene que estar eso al ponérselo). Y ya entonces, yo y otros como yo echamos al aire unos muy lógicos: todo el día televisando imágenes de muertos en Irak y demás zonas "negras", de una niña que vivía en un zulo, de un tío que se carga a su familia tal y cual (sin mencionar el tremendo revuelo que se generó con las torturas que los encantadores, perdón, ALGUNOS encantadores soldaditos norteamericanos decidieron realizar con sus prisioneros -pero todos sabemos que esas imágenes en EE.UU. no deben haberse emitido- que gracia me hace a mí) y no me olvido del asesinato, justo o no, eso siempre será discutible (y yo no me posiciono), de Sadam Hussein. Y sin embargo los muy cazurros se escandalizan por una mama (bastante normalucha y de-caída, por cierto).
Pues ahora, después del patetismo estadounidense, y porque nosotros no íbamos a ser menos, nos ocurre que, tras anuncios publicitarios en las paradas de bus de marcas como Dolce & Gabbana (o como narices se escriba) -en el que vemos una escena que se acerca mucho en parecido a una violación (muchos hombres, una mujer más o menos "manipulada" por ellos), o el de David Beckham con su "paquete" de testosterona, o los de Uno de 50, que parecen más mulas de carga que personas (con tanta cadena junta, les falta el cencerro), y un etcétera muy extenso, nos prohiben ver EN ESAS MISMAS PARADAS DE BUS, la imagen de una mujer con la mano metida en las bragas.
Según yo lo he visto, la chavala lo mismo se está masturbando que se está arrascando las partes púbicas, o cualquier otra cosa. Porque a la chica no se la ve ni un mínimo atisbo de su sexualidad, que ni un pelo. Todo, al parecer, porque unas letras bien grandes rezan: DIARIO DE UNA NINFÓMANA. He leído, y no sé si será cierto, que se cambió la imagen y se mantuvo el título y tampoco fue aceptado, e incluso que se eliminó la imagen y se dejó el título y se mantuvo la prohibición. Ninfómana proviene del sustantivo ninfa y el sustantivo manía. Todos sabemos de dónde viene "manía", pero para el que no lo sepa, los griegos llamaban ninfas a las deidades de la naturaleza, se denomina también así a una joven hermosa, el término degeneró en "cortesana", se llama así al estado juvenil de menor tamaño en algunos insectos, en México y Guatemala significa nenúfar y, por orden de acepciones, en el Diccionario de la RAE, se lee: labios pequeños de la vulva.
Dos de seis, señores, DOS DE SEIS significados están relacionados con el sexo. Y me vienen a mí a decir que eso no puede estar en una parada de bus. Digo yo que sea porque quieren evitar que los niños pregunten: Mamá ¿qué es una ninfómana?
Tal y como estan los niños ahora, yo me supongo que la única pregunta que harían es: Mamá, ¿dónde está la ninfómana?
Pues bien, esto no es de ahora, que pueda parecer que nos hemos vueltos castos, pudorosos. NO.
¿O es que no se recuerda ya el conflicto que hubo con la publicidad de No-lita y aquella modelo que se ha quedado en un suspiro por culpa de los cánones que tanto promueven los mismos que prohiben estos cartelitos? Sinceramente, yo prefiero ver a una mujer con la mano en sus bragas que los anuncios de hipotecas, seguros de coche, etc. Al fin y al cabo, la crisis no afecta al impulso sexual. Me explico: hay gente que no moja ni con la bolsa en alza ni al contrario, y se dedican a censurar a todo el que lo haga, o sugiera hacerlo.
HE DICHO

sábado, 18 de octubre de 2008

Vida conyugal y sexual

Quiero que vosotros mismos juzguéis. ¿Cómo podemos esperar de una sociedad que hasta ayer mismo decía esto que toleren cosas como: mujer independiente, hijos sin matrimonio, parejas del mismo sexo, parejas de gran diferencia de edad (sobre todo en las que la mayor es la mujer), etc.?

- DR. FEDERICO COROMINAS, V. MORAGAS ROGER. Vida conyugal y sexual. Editorial De Gassó Hnos. Barcelona.1962.

MASTURBACIÓN

Hoy, afortunadamente, ha cambiado esta manera de proceder, y son los mismo educadores católicos y los directores de conciencia los que aconsejan que, desde la adolescencia, se enseñen a los jóvenes todas las cuestiones referentes a la sexualidad, con lo cual las aprenderán bien, se acostumbrarán a las confidencias con sus padres o sus directores y no caerán en los peligros de hablar de estas cuestiones a hurtadillas con personas mal informadas o mal intencionadas que, aunque, a menudo, les pueden inducir a la práctica de la masturbación que, aunque más desarrolladas entre el sexo masculino por sus impulso más violentos, se ve también algunas veces entre las muchachas jóvenes.
Yo he visto más de un caso de masturbación femenina en muchachas alrededor de los veinte años, que me ha sorprendido por su pertinacia y por la dificultad en corregirlo. Casi me inclinaría a creer que es más difícil de corregir este vicio, o estado psicopático si se quiere, en el sexo femenino que en el masculino, en los cual influye, quizás, el distinto género de vida, pues, como ya he dicho, la vida activa y más ocupada de los chicos les permite desprenderse más fácilmente de sus vicios solitarios. La mujer, más recluída en casa, con menos ocupaciones físicas, quizá más entregada a lecturas peligrosas, más aficionada al cine, cuya peligrosidad en el orden moral no se puede negar, en una palabra, menos distraída por ocupaciones personales, tiene más facilidades para entregarse a placeres solitarios, por poco que su temperamento la incline a ello. He aquí un serio motivo para combatir la holgazanería: ya se dice que la ociosidad es madre de todos los vicios.

Sólo me queda añadir: ... y como madre, hay que respetarla.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Bella Notte

Desde la primera vez, habré visto esta película unas 50 veces (y otras tantas Faibol -o como se escriba). Es una maravilla, es mágico... Y sigue poniéndoseme la carne de gallina cuando escucho esta canción.

jueves, 9 de octubre de 2008

I can't think


No puedo pensar...

No puedo pensar...

No puedo pensar...


Los latidos del corazón no me dejan escuchar lo que pienso
Y me desbordo en esta perla, joven, perla
Si me dejas, te haré mía en un instante al óleo
Y las nubes no serán blancas, sino grises, azules y amarillas.




Tenemos que entender cuál es, fue y será siempre el
MOTOR DEL MUNDO

miércoles, 8 de octubre de 2008

En el mejor lugar,


el mejor momento,
en la mejor compañía...
Un día cualquiera...

por ejemplo, hoy.

¿Qué puede haber mejor para un poeta que escuchar a alguien
leer sus versos?

lunes, 6 de octubre de 2008

How wonderful life is while you're in the world

Sí, Elton John... Y encima con Ronan Keating. Pero es que a veces hay que hacer pequeños regalos...
It's for people like you that keep it turn on

domingo, 5 de octubre de 2008

Mañana lloverá (IV)

Fuera hacía bastante frío, aunque Marcos sólo lo notaba en las manos, el resto del cuerpo lo sentía escurridizo, o así quería sentirlo, le hubiera gustado poder desembarazarse de aquel tipo disolviéndose en un charco cualquiera.

Andaron unos pasos y el tipo se paró.

- Mira chaval... Te aviso desde ahora, más te vale que eches patas, que no vuelvas por este garito, ni por esta zona. Espero que nadie te haya visto venir desde donde sea que vivas, porque entonces también tendrás que irte de tu casa. A ver si me explico, yo soy un mandao, y si me dicen que te cruja, yo te crujo, porque tiene que ser así. Pero tienes tal cara de pringao que me das hasta pena, la culpa no la tienes tú al fin y al cabo. Es Carla.

- ¿Quién es Carla? Quiero decir, ¿por qué estoy metido en esto? ¿Qué importancia tiene ella?

- Carla, para tí, no es nadie. Olvídala. No sé qué haríais esa noche, pero como si no hubiera pasado.

- Pero si tampoco fue para tanto

- Chaval, ¡que te calles la puta boca! Que yo no quiero saberlo. Bastante que te libro de unas ostias como panes. Procura olvidarla, y todo lo que ha pasado. Haz como si nada, pero no vuelvas por aquí. Si vuelves, te mato.

- Vale tío... Joder.

Marcos empezó a andar volviendo la cabeza de vez en cuando hacia atrás. El tipo seguía mirándole, supervisando ese alejamiento tan lento y confuso que Marcos había iniciado.

¿Para qué tanta historia por un polvo, o lo que Marcos suponía un polvo? Esa tía no era para tanto, sin embargo, por alguna razón, era ahora, cuando Marcos tenía prohibido interesarse por nada de lo que ella significaba, cuando realmente empezaba a sentir que aquella tía necesitaba ayuda. Marcos creía que estaba metida en alguna historia peligrosa, prostitución o malos tratos, o ambas. Y a pesar de que nunca le había importado nada lo que le pasara al resto de la Humanidad, se estaba preocupando por Carla. ¿Dónde estaría ahora? ¿Dónde? Esa chica. El Bombón. Carla.

sábado, 4 de octubre de 2008

La envidia o Por qué nos interesa tanto la vida ajena

No nos engañemos. Todos, toditos, todos (todos de mi corazón...) hemos sentido alguna vez lo que es la ENVIDIA.

ENVIDIA
Pecado
capital: España


Porque mira que somos envidiosos los españoles. Pero en fin, a lo que vamos, que sabemos lo que es pensar y (si vamos acompañados, o incluso solos) decir: Mira esa que..., Mira ese..., Pero por favor míralos...

Pero la verdadera Envidia es la que se nota en el silencio. Porque, y esto también nos ha pasado a todos (creo), la Envidia no sólo se siente cuando se tiene sino cuando la tienen por uno mismo. No me negarán que alguna vez han sentido que una sala se callaba por completo cuando entraban o salían de ella; que luego, mientras te pitan los oídos dices: vaya hombre! otra vez esta otitis... Será posible que siempre me de cuando me encuentro con ...


Tanto una como la Otra son enfermedades crónicas... Y hablando de crónicas, alguien debería hacer una de la Envidia...


No sé vosotros (y perdonad que maree con el tuteo y el ustedeteo), pero yo estoy cansada de las especulaciones, tanto públicas como privadas, políticas/sociales/individuales, cotilleos-chismes-idioteces. Esta gente absurda que sólo tiene Envidia, de que vengas, de que vayas, de que compres, de que vendas, de que estudies, de que trabajes, de que te levantes, de que te caigas, de que te arrasques la oreja con la punta del dedo gordo del pie izquierdo, de que te arrasques la punta del dedo gordo del pie izquierdo con la oreja...


(SILENCIO SEPULCRAL. Sale una mujer/un hombre/un-objeto-foco-no-volador-excesivamente-identificado de una habitación. Los presentes dirigen su mirada hacia idem hasta que desaparece de la sala...Finaliza el silencio)

- ¿Has visto?¡Qué fuerrrrte!

- Ya, tía... Qué bueno, pero mira que es...

- Ya te digo, tú.


(Al día siguiente...)

¿A que no sabes con quien me encontré...?



Qué cansino resulta... Pienso que deberían pagar a esta gente por el inmenso esfuerzo que realiza cada día... No puedo ni imaginarme cómo debe ser tener que estar cada minuto del día envidiando el aire que respiran los demás.


¡VIVE LA VIDA! ¡PERO VIVE LA TUYA!

Relacionados

Related Posts with Thumbnails