martes, 29 de noviembre de 2011

Recopilar no es crear

Y extranjero tu fuiste en la tierra de Egipto es el título del libro que Marina de Chateaubriand, laredana nacida en Colombia con acento argentino, ha publicado hace poco en Ediciones Tantín, conocida editorial cántabra que promueve la edición de novela en estos tiempos tan áridos para la misma en las colecciones habituales.
La novela se presentó el 23 de noviembre en Laredo, con el amparo ya no recuerdo si de un concejal o el propio alcalde de Laredo y una señora que al parecer es la presidenta de la Asociación Cántabra de Escritores. La presentación contó además con la humildísima participación de Sonsoles Fernández, de la editorial Tantín, y Mario Crespo, historiador y columnista del diario Alerta, entre otras cosas.

No sé qué será lo que siente peor a quien lea los párrafos que pueden seguir a lo dicho hasta ahora, si el comentario a la presentación o el comentario al libro, pero mi religión me obliga a ser hirientemente sincera con respecto a una y otro, y no voy a dejar títere con cabeza, creo.

De la primera no puede salvarse más que la participación de los dos últimos mencionados. Cuesta creer que, siendo éstos (M. Crespo y S. Fernández) los que a priori conformaban la mesa en las noticias, junto con la propia autora del libro, la señora presidenta de la Asociación Cántabra de Escritores y el señor concejal o alcalde de Laredo se quisieran apuntar el tanto a última hora, sentándose de cara al público, y con qué cara, a ambos lados de la señora autora y dejando una esquinita de la mesa, acaso, para Sonsoles Fdez. y Mario Crespo. Diré, no sin malicia, que el interés de las personas sentadas en aquella mesa era inversamente proporcional a lo cerca que del centro se encontraban sus respetables traseros.
Del señor concejal o alcalde no puedo aportar mucha información, puesto que no recuerdo ni su nombre ni su estatus, algo que me ocurre con frecuencia con los personajes que ocupan cargos políticos. Sí puedo decir que su intervención fue la esperable: mucha paja y poca información, derivadas ambas de la desatención del susodicho al asunto que le traía a tales páramos.
De la señora presidenta de la Asociación Cántabra de Escritores, sólo puedo decir dos cosas: qué vergüenza y ¡aguántense la risa! Y esto lo digo por sendas razones: vergüenza me daría a mí formar parte de los denominados Escritores Cántabros (y habría que especificar el término, porque al parecer en esa Asociación vale tanto escribir un post-it como la lista de la compra o, quién sabe, un buen libro, si lo hubiere) si fuera representada por esta particular señora; asimismo, ¡aguántense la risa! Porque la señora presidenta, Delia o Celia no-sé-qué, dijo, sin movérsela ni un pelo de su hermosísima cabellera artificioso-rojiza: "Yo, me siento poeta". Tras lo cual, no pudo evitar querer TENER que leer un poema, de algún autor, recogido en el libro de Chateaubriand (Marina de).
Llegados a este punto, yo, que acudí a la presentación como muestra más de mi interés por la cultura que por el acto en concreto (y parece ser que, como me ocurre con frecuencia, me confundí de lugar), me removía en mi asiento debatiéndome entre el descojono público y la vergüenza ajena.
La intervención de Sonsoles Fernández fue, a mi entender, acertadísima por su brevedad y concisión. Como representante de la editorial, entiendo que supo ver que su papel no era más que avalar la presentación dejando en buen lugar a la casa. Lógico y normal.
En cuanto a la de M. Crespo, aún no sé si alguien salió de allí con la idea de haber comprendido todo lo que expuso en su intervención. Malabarismos varios aparte, la erudición del comentario de Crespo a la novela dejó a más de uno con el chip de la atención desconectado durante el rato que duró el asunto, por lo que también más de uno, seguramente, cree recordar que a Crespo le pareció de buena factura esta novela. Si no recuerdo mal, lo que de buena factura le pareció fue la propia edición de libro... 
Detalles aparte, y prefiriendo no comentar mucho la intervención de la propia autora, así transcurrió más o menos la presentación y a este respecto sólo me cabe corregir humildemente a la señora Chateaubriand, en su corrección también del señor Crespo cuando éste dijo que César Tiempo era un escritor argentino y, la autora, que lo ha tratado frecuentemente en su libro, interrumpió las palabras de Crespo para corregir erróneamente, diciendo que Tiempo era español. Pues bien, buscando ustedes diversas fuentes de la biografía de C. Tiempo, verán que este señor nació en Ucrania pero pasó toda su vida o casi toda su vida en Argentina. 

Pasando al propio libro, he de decir, con ningún atisbo de vergüenza ante ello, que no me he leído el libro. Simplemente he escogido páginas al azar y he leído fragmentos. O he tenido muy mala suerte o el libro merece una corrección severa, pues cada dos o tres párrafos me encontraba errores ortográficos de peso considerable que harían que cualquier estudiante de Bachillerato, y digo más, de la ESO, suspendiera un examen brillante a base de rebajar y rebajar la nota por faltas de ortografía. ¿Acaso nuestra escritora hispanohablante no sabe escribir en español?
Además de esto, me di cuenta, por las diversas menciones a personajes de pensamientos tan profundos como los bíblicos, el escritor de El Anticristo (F.Nietzsche) o los que aportan diversas enseñanzas de las sabias culturas orientales, de que este libro, en mi opinión, es una recopilación de diversas publicaciones de autoayuda del estilo: ERES CIUDADANO DEL MUNDO, QUIÉRETE POR ELLO. 

Todos conocemos el mandamiento cristiano: Ama al prójimo (Levítico 19:13,18,33,34; Mateo 22:37-40; Romanos 1:14; 13:8-10; Gálatas 6:9,10). Este estandarte recorre el libro como un mensaje de paz universal. Pues bien, la señora Chateaubriand demuestra con sus declaraciones sobre él, de intento explicativo de lo que ella misma ha querido decir y lo que nosotros debemos entender de la lectura de su libro, que amar lo que se dice amar seguramente ame ciegamente a su hijo (al parecer un adolescente brillante que entiende su novela como el mejor lector que pueda haber en el mundo) y, como mucho, a sí misma. 

No sé a estas alturas si, de creerme, alguien querrá leer el libro, pero, por 16€, sale mucho más rentable que comprarse cada uno de los libros de autoayuda en que debe versar Y extranjero tu fuiste en la tierra de Egipto.

No me queda más que admirar a aquellos que hayan tenido el valor y la capacidad de leer este trabajo y creer estar ante una verdadera novela: ¡chapó!



martes, 18 de octubre de 2011

Señor F. Sánchez Dragó:



Necesito que usted confirme que, efectivamente, las palabras que leo en este artículo han salido de esa manera de su boca o de su mano, porque, de no ser así, lo que sigue no viene a cuento.
Pero si usted ha pensado, dicho o escrito lo que ahí se dice, atienda, por favor, a mis humildes cuitas.
Parece ser que dice usted que le gustaría vivir en el anonimato, ¿puede ser eso cierto o se trata más bien de falsa modestia? Intuyo que lo segundo, porque si no, no se hubiera preocupado nunca de publicar libros con su nombre -a alguien que no quiere que se le conozca no le da por hacerse famoso con unos cuantos libros-. Imagino que la gente que sabe quién es y no tiene en mente, como primera idea, la palabra "pederasta", lo hace porque ha leído alguno de sus libros y valora, eludiendo esa parte de su vida, simplemente su literatura. Yo, sin embargo, no soy capaz de separar en la vida de una persona lo uno de lo otro, discúlpeme. Pero, en definitiva, no vengo a escribir sobre lo que usted haya hecho o diga haber hecho en su vida; ni me va, ni me viene.

Lo que sí me preocupa es la gratuidad con que expresa ciertas opiniones abiertamente políticas y desgarradoras. Estará de acuerdo conmigo en que no toda la población china nada en la abundancia, tanto así, que China es uno de los países con mayor número de pobres (véase: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/19143/05/06/China-tiene-segundo-mayor-grupo-de-pobres-del-mundo-despues-India.html), sin embargo, no es uno de los países con mayor índice de pobreza multidimensional. ¿Esto qué significa? Significa que el Gobierno de China no vela por un reparto equitativo del resultado del trabajo ni por una sostenibilidad económica interna. Por lo que viene a velar ese "autoritarismo político con libertad económica" que usted cita es por que los ricos sean aún más ricos y los pobres se queden como están, si es que pueden permitírselo. 

Me permitirá que le diga que esa situación se parece muy mucho a la que estamos viviendo últimamente por aquí, en Europa, y en España, mejor ni mencionarlo... Los Bancos se están haciendo de oro a cuenta de este método político que usted atribuye exclusivamente a los chinos. La gran diferencia entre ellos y nosotros, es que allí reconocen abiertamente que se trata de eso, Autoritarismo, aquí, sin embargo, nos lo venden como Democracia.

Y aquí es donde cobra importancia, o debería, el papel de los indignados. Usted y yo sabemos, como el común de los mortales (queramos o no vivir en el anonimato), que no necesariamente una persona que esté indignada con la situación presente forma parte de este movimiento apartidista, que no apolítico. 

Efectivamente, si un barco naufragara, todos querríamos que el capitán experto tuviera el timón. Pero es que resulta que no estamos en un barco... Estamos en un Ferry de proporciones descomunales, con el ancla soltada en mitad del Atlántico, el Pacífico, el Mediterráneo o el que usted prefiera, y, sin un duro más (porque nos lo hemos gastado todos en pagarnos un camarote), desde la dirección del Ferry nos piden que gastemos en sus lujosas tiendas. Ese Ferry necesita algo más que un buen capitán para no hundirse; porque resulta, además, que no hay ningún buen capitán en la sala... Y los que había se tiraron por la borda antes de que hubiera un agujero en el casco.

Lo cierto es que el caso que vivimos, y la desfachatez con la que algunos pretender engañarnos, bien merece, al menos, una guillotina metafórica, que le corte la cabeza a este Gobierno parasitario y a su Oposición inútil; Gobierno y Oposición que dejan a un lado sus supuestas diferencias cuando se trata de joder al pueblo (discúlpeme el palabro). 

Utilizar, además, un término político que trae consigo connotaciones que nada tienen que ver con la situación actual "prefascismo", me parece un error discursivo de tamaño descomunal, podría llamársele demagogia. Ni atendiendo al significado temporal del término ('lo que viene antes del fascismo') ni al significado más elaborado ('protoestado del fascismo'), me parece que se pueda atribuir este término como definición de lo que significa el movimiento 15-M.

No seré yo, porque se me antoja imposible, definir qué es el 15-M; me limito a informarme de sus movimientos, como de los de tantos otros individuos y colectivos, para hacerme una idea de cómo está España. Aunque imagino que usted, aunque goza de un estupendo estado físico, no dure tanto como mi generación, y le de un poco igual la España que nosotros heredemos. 

Y si no le da igual, el único fascista que hay aquí es usted (y no "pre-"), que aboga por un autoritarismo político, llamando a los indignados prefascistas. Eso, corríjame si me equivoco, me parece una paradoja.

Atte.: Lucía Fdez. Segura

lunes, 8 de agosto de 2011

"La cosa está mal"...

...parece ser la excusa del nuevo gobierno para los recortes (algunos de ellos muy necesarios, pero los más necesarios no se llevan a cabo).
El otro día visitaba yo la colegiata de San Pedro de Cervatos, porque los recortes también afectan a mis viajes, y pude comprobar hasta dónde llega esto de que la cosa está mal.

Al parecer, según la guía (porque en julio y agosto la colegiata está abierta previo pago de un módico precio (2€) por una visita guiada), el conjunto de iglesias de la zona, conjunto a la sazón muy importante e interesante del patrimonio de Cantabria y, por supuesto, en mi opinión (y la de la guía), aliciente para la entrada de turismo a la región; como decía, la guía contaba que el anterior gobierno (con sus cosas), tenía adjudicada cada año desde un tiempo atrás una partida exclusivamente destinada a la manutención de guías y otros gastos en vías a que las iglesias permanecieran abiertas al turista. 
Y, al parecer, también según la señora guía, con el cambio de gobierno, ni siquiera se había reunido éste con el obispado, por lo que las distintas iglesias se habían arreglado cada una como pudo: una cobrando entrada, otra cerrando sus puertas...


Nuestro nuevo consejero de Educación, Cultura y Deporte, el Sr. D. Miguel Ángel Serna, ya avisó en su momento de que la Educación sería su principal preocupación y que Cultura (y Deporte) estarían más bien en un segundo plano. Yo le propongo al señor consejero, que se preocupe menos de llenarse la boca de palabras entorno a la devolución del concierto al colegio Torrevelo, por ejemplo, y más de costear los pocos gastos (desde luego, mucho menores que los de un concierto tal) que una serie de guías en una serie de iglesias pueden ocasionar.

Porque patrimonio tal no podemos sustituirlo, y sin embargo, la educación que reciben los "privilegiados" alumnos de este colegio no sólo puede sustituirse sino que, además, puede mejorarse en cualquier centro no necesariamente concertado. Y lo digo con conocimiento de causa, ya le pese al señor consejero, porque digo con orgullo que he recibido educación exclusivamente pública. Vaya usted a preguntarle a los alumnos del Torrevelo por las iglesias románicas del sur de Cantabria, a ver qué saben los muchachitos.

Ah, y de paso, si queda calderilla, a ver si le damos un poco a los arqueólogos de Camesa y Julióbriga, porque está todo aquello manga por hombro y de tanto elucubrar sobre las posibles razones de los asentamientos romano-cántabros, van a acabar proponiendo que aquello eran chalets fruto de la especulación de los mercados.

sábado, 16 de julio de 2011

Citas XV

"Nos quitan parte del tiempo, otra porción transcurre agradablemente y otra se nos escapa sin que nos demos cuenta"
Séneca

miércoles, 13 de julio de 2011

sábado, 9 de julio de 2011

Anita "Alabanza"

He intentado resistirme, como ven, sin éxito, a comentar la noticia que aparece hoy en un periódico que se jacta de ser informativo y serio, no diré el nombre, pero diré que se publica en Cantabria. La noticia se titula: Los "fantasmas" de la isla de Pedrosa.
No ha mucho tiempo que la que escribe esto publicó en una revista a olvidar, sin pena ni gloria pública, pero sí particular (modestia aparte), un artículo que versaba precisamente sobre la historia de esta isla/península situada en Pontejos. Haciendo un resumen muy resumido para aquellos que no sepan qué es esto de la isla de Pedrosa, diré que durante mucho tiempo funcionó como hospital de cuarentena y posteriormente hospital de tuberculosis, con especial atención a los infantes que contaban con un pabellón específico. También decía yo, que lo podría haber dicho cualquier otra persona, que la isla, además de los pabellones para los enfermos, contaba con un teatro a pie de embarcadero y que había sido visitado, creo recordar que incluso inaugurado por la casa real de entonces.
Es posible, no siento que sea motivo de jactancia, que haya visitado la isla más de media docena de veces, a distintas horas del día, nunca más allá de las 21h por una razón muy sencilla: cerca de esa hora, creo recordar por el cartel que aparece en la puerta de la entrada a la zona que conecta con la isla (por eso península), la entrada al recinto queda cerrada. Esto es así, porque actualmente, Pedrosa funciona como centro de rehabilitación para drogodependientes, si no me equivoco, debido a lo cual, como todo centro médico o de salud, tiene su horario tanto de entradas como de salidas. 
Algunos de los pabellones han sido, a lo largo del presente siglo e incluso a finales del anterior, rehabilitados a tales efectos, será el caso de 3 o 4. He de decir, además, que hace poco habían rehabilitado uno más, en mi opinión, con un gusto cuestionable, pues el nuevo edificio no respeta ni la línea arquitectónica del resto de edificios ni, por supuesto, el medio en que se encuentra.
Otros, sin embargo, están a punto de derrumbarse y es por esto que suelen estar vallados y con su correspondiente cartel de "PELIGRO DE DERRUMBE" o "EDIFICIO EN RUINAS", o algo por el estilo. Esto, por otro lado, no ha impedido que numerosas personas lo hayan utilizado con fines artísticos: portadas de discos, fotografía de modelos, etc. Eso sí, siempre a horas en las que el recinto ha permanecido abierto al público.

Por todo lo dicho, cabe destacar que la señorita Anita Lauda (que protagoniza la noticia) y que al parecer ha tratado fenómenos paranormales en diversos libros, junto con sus otros cinco amigos, han incumplido normas horarias claras. Habría, por tanto, que cuestionarse si el no nombrado periódico debería publicar este tipo de noticias que rayan en lo delictivo. Y no sólo en lo que a norma horaria se refiere, sino también en lo que a peligro contra la propia vida. ¿Por qué? Pues porque, según cuenta la señorita Lauda, su grupete de amigos y ella se quedaron a dormir dos días en la isla y vieron fantasmitas de niños en pabellones que, a la sazón, están en peligro de derrumbe.
Todo esto, motivado por una compañera que era especialmente "sensitiva" y que si bien no había visto nada, sentía algo extraño en esta isla. 
A mi modo de ver, pudiera ser ese algo extraño que sentimos todos cuando estamos en un lugar que sabemos ha sido sitio de cura, no siempre con éxito, de gran cantidad de enfermos. O quizá, también, el hecho de que en una zona quasi-natural, queden apenas los restos a punto de caerse de edificios imponentes de tiempos anteriores. 
Con esto quiero decir que la "sensitividad" de la amiga de Lauda, pueda ser probablemente la de una persona corriente y moliente.

Por otro lado, sabemos que las historietas nos gustan, y que las que dan miedo nos gustan mucho más. No nos engañemos, ocurre lo mismo con las historias (que yo me creo hasta un poco más) de los fantasmas del Museo Reina Sofía de Madrid, del que por otro lado está demostrado que, en su rehabilitación por la que pasó de hospital a museo, se encontraron emparedados cadáveres (si estaban vivos o muertos cuando fueron emparedados, nadie lo sabe). Espero que ahora la señorita Lauda no se vaya de viaje a Madrid y nos traiga alguna historia de éstas para no dormir.

No obstante, me gustaría remarcar un par de cosillas más que aparecen en la noticia: la primera, que vieron los siete o seis cómo bajaban corriendo las escaleras un "tropel de gente" en consecuencia de que un compañero de Lauda había puesto en su móvil una versión de "Every breathe you take" (aquí, con el lío que tenemos con la SGAE no sabemos si debieran cobrarles por reproducirla en Pedrosa, porque fuera una versión que nadie sabe de quién y si ha pagado derechos o, incluso, por no decir -bien ellos, bien el propio periódico- de quién es la citada cancioncilla, si no me equivoco, de The Police, el mítico grupo del que formó o forma parte Sting). La segunda, aún más curioso, es la aparición de un conocido personaje de las películas de terror, sin nombre, pero habitual en las historias de miedo, para que le reconozcan, me remitiré a las palabras de la propia Lauda incluidas en el artículo del periódico: «Lo que me hiela la sangre es un fantasma que porta un hacha enorme y parece un verdugo».

Lo que a mí me hiela la sangre, es la sarta de tonterías que pueden llegar a caber en un periódico. Y esto es lo que llamamos periodismo en esta ciudad, en esta región, en este país. 

Así que, "laudeamos" a la señorita Anita por su imprescindible intervención en el terreno de lo paranormal en Pedrosa. Si no llega a ser por ella, quizá no pudiéramos dormir esta noche de la incertidumbre por lo que pueda pasar en la isla/península. Mi más sincero agradecimiento a su labor y al colectivo (creado, por cierto, por ella misma) ICOA o Investigadores Contacto Oculto Asociados. En cuanto al periódico, sólo queda decir: qué pena.

viernes, 24 de junio de 2011

Fuego, agua, tierra y aire

A veces, San Juan no es sólo la celebración sacralizada de la fiesta pagana del fuego... 
A veces, es también conjunción de los elementos, calma y renovación.




domingo, 12 de junio de 2011

El verano de los novelistas hispanoamericanos

Este verano han confluido diversas circunstancias para que pueda asistir a dos cursos de verano centrados en la figura de dos de los escritores hispanoamericanos más conocidos y considerados de la literatura contemporánea.
> Del 4 al 8 de julio se celebrará en El Escorial el curso Mario Vargas Llosa: literatura, realidad y disidencia, que contará con la presencia e intervención, entre otros, de Marcos-Ricardo Barnatán, Luis Alberto de Cuenca  (ambos escritores) y José Manuel Blecua (director de la RAE). El curso forma parte de la programación de verano de la Universidad Complutense de Madrid.
> Del 15 al 19 de agosto se celebrará en la sede de Santander de la U.I.M.P. el curso Borges revisitado en los 25 años de su muerte, en el que participarán, también entre otros, Jaime Siles (escritor y catedrático de Filología), Francisco Díaz de Castro (catedrático de Literatura Española), Fernando Savater (escritor y catedrático de Ética) y María Kodama (escritora, viuda de Borges y presidenta de la Fundación Internacional que lleva su nombre).

Parece, sin saber aún cómo se desarrollarán los cursos, un verano dedicado a las letras hispanoamericanas que quizá nos pueda enseñar caminos distintos en el acercamiento a estos dos escritores. En el caso de Vargas Llosa, parece justamente obligado que se fomente el estudio y discusión de su obra, habiendo recibido el año pasado el Premio Nobel de Literatura. Por su parte, la figura de Borges es de necesaria consulta, lectura y reflexión, pues se trata de un escritor original y sus textos (muchas veces de camino entre distintos tipos de literatura) llegan a ser tratados cuasi-filosóficos sobre su comprensión del mundo.

Sin duda, merecen que estas páginas acojan, en su momento, un diario de experiencias; y así se hará.


De momento, podéis pinchar en los links para entrar a la página de ambas Universidades y, si queréis, matricularos en los cursos. Las plazas son limitadas.

domingo, 22 de mayo de 2011

¿Qué tenemos que hacer?

Que el movimiento Democracia Real Ya era necesario nadie lo discute. Es un hecho que este país necesita una regeneración política, que pase, primeramente, por una electoral. Sus consignas son bien claras, a pesar de que partidos e individuales, sin duda pertenecientes a algún partido, hayan querido arrimarse el ascua a su sardina y hacer de este movimiento una campaña política.
Democracia Real Ya es un movimiento A-PARTIDISTA, pero no apolítico. De hecho, es la política uno de los principales motivos por los que se ha creado: la política que debe ser cambiada. Así que da pena ver cómo las diversas Pe's de los partidos, y algunas otras siglas se intentan apuntar el tanto. Democracia Real Ya está en contra de todos ellos, sin excepción.
Las peticiones son muy variadas y, en muchos casos, se convierten casi en peticiones particulares, pero todas, absolutamente todas, pasan por un cambio imprescindible, conditio sine qua non los ciudadanos no vamos a continuar alimentando a estos papanatas: REGENERACIÓN, MEJORA, CAMBIO HACIA UN SISTEMA JUSTO.

Pero para ello, admitiendo, como he dicho, la necesidad ya imparable de que los ciudadanos se concentraran, se manifestaran, unidos todos, por una vez, ante lo que verdaderamente nos está perjudicando, para todo esto, como digo, es imprescindible que hoy todos hagamos lo que tenemos que hacer, lo que nuestra propia conciencia nos debería estar obligando a hacer.
Es imprescindible que hoy todo el mundo VOTE.

Por varias razones, sin duda, pero sobre todo, porque pedir una democracia real y no votar es como asimilarse a las personas de las que intentamos desligarnos. Si queremos que esto cambie, visto lo visto y por otro lado, cómo iba a ser de otro modo, debemos empezar nosotros. VOTANDO, votando sin excepciones, a unos o a otros, a quienes cada uno considere necesario hacerlo, pero VOTAR.
Como si al acostarse hoy y no haberlo hecho, no hubiera mañana para la justicia. Como si nuestro voto fuese a tronar en el fondo de la urna y llegar hasta los oídos de todos los corruptos, de todos los politicuchos, de toda la jarcia que nos rodea.

Porque cada voto cuenta, y sin todos los votos, no somos nadie para luego venir reivindicando nada. Porque perderíamos todo el peso que venimos exigiendo en la toma de decisiones.

Por mucho más...

Por eso, aunque no compartamos las ideas políticas, o al menos, no todas, aunque nuestra situación sea netamente opuesta a la de otras personas, incluso, y esto quizá sea lo más vergonzante, aunque nuestro voto esté comprado, votemos. Sólo de esta manera, el porcentaje de imbéciles se va a reducir considerablemente, y si no, al menos, el poder que estos tengan.

Un Imperio, gobernado por un inalienable emperador: EL PUEBLO, eso es la DEMOCRACIA.

jueves, 14 de abril de 2011

jueves, 7 de abril de 2011

Saber volar...

Me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles una nariz
que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible - no les perdono,
bajo ningún pretexto, que no sepan volar...

(Oliverio Girondo)


sábado, 2 de abril de 2011

Sacrificar algo de público por la libre opinión

Ahora que se van acercando las autonómicas y que poco más queda para las generales, acerca de las que nos enteramos hoy mismo o quizá ayer que ZP no se presentará como cabeza de lista del PSOE, estoy viendo cómo muchos o varios compañeros y amigos sufren la que he venido en llamar "censura de soslayo", muy mal soslayada, eso sí.

Aquellas personas que tienen blog, páginas webs o simplemente trabajos relacionados de alguna manera con el ámbito político están siendo sistemáticamente censuradas, con el añadido del, supongo, paso previo a la censura, que es una revisión concisa y extremadamente detallada de los datos y opiniones que vuelcan en sus respectivos espacios, como si esto fuera un capítulo de C.S.I. o algo por el estilo.

Me hace gracia, por ejemplo, aunque este no es el caso de ningún amigo, lo que ha ocurrido con la campaña publicitaria de Media Markt (no sé si os acordáis: Yo no soy tonto). Resulta que decir que "Santander es muy caro" es indigno para la propia ciudad (por cierto, he de informarles de que el propio sistema de blogger me subraya Santander en rojo, y esto me parece más indigno que lo anterior). Es gracioso, no sé si esta opinión es compartida por muchos, que se nos ofenda el Excmo. Ayto. de esta nuestra ciudad de Santander, y su bien parecido alcalde, también Excmo. D. Íñigo de la Serna. Y lo es porque al final se preocupan siempre, da igual en qué momento, lo único que cambia es la intensidad con que lo hacen, de la maldita postal: del qué dirán o del cómo quedamos en la foto.

A mí qué c*** me importa lo que diga un cartelito, ofensivamente grande, eso sí, en una parada del bus, o del TUS y del mis y del sus, de todos. Quiero decir, si por lo menos la frasecilla fuera algo así como: en Santander el 2016 llegará con tristeza. O quizá: Santander, refugio de bancos, jerseys con la banderita de España y mucho jeta. Pues entendería que, siendo tan cierto esto como lo de que es caro, se sintieran algo más ofendidos. Y lo bien que les viene que venga ahora un hipermercado de estos a quitar dinero a los comerciantes del centro, para que éstos dependan de las arcas públicas, cierren negocios, pidan créditos y vuelva a salir ganando el señor D. Emilio Botín, que como bien recordábamos ayer entre colegas, es el gran ganador de esta crisis económica.

Y esto no es nada... Conozco casos más sangrantes, entended que no los mencione, para no involucrar aquí a nadie que no sea el Poder, que al final, es con quien he venido a meterme.

Y me meto con ellos, porque hay que hacerlo, porque tienen el idem, y no puede ser que se trajinen los asuntos importantes de aquella manera, para pasar al figurinismo... Demasiados trapos sucios entre todos, como para que dé tiempo a limpiarlos antes de las elecciones.

Y lo digo, así, tan claramente, porque, como reza el título, he elegido "sacrificar algo de público por la libre opinión". Si sólo por poder mentar a la bicha cuando me apetezca y como me apetezca (eso sí, sin faltar al respeto) he de asumir que no me lean los del jersey con la banderita de España, o quizá los jetas que iban después, o incluso los trabajadores honradamente jubilados de los Bancos, o quizá los socialistas que se enfaden con que no tenga ninguna pena en decir que ZP no se presenta... Si ellos no me leen, a cambio de que yo pueda hacer lo que se supone un derecho, a cambio de que me resbale la "censura de soslayo", en fin... Que firmo donde sea, para que ni me encuentren en Google. Pero visto el seguimiento que están haciendo estos últimos meses de las opiniones vertidas a favor, pero sobre todo en contra, de los Aytos. y las Consejerías... Me temo que mañana estaré en la lista negra.

A ver cómo me censuran a mí, sólo espero que mi perro esté a salvo...

domingo, 27 de marzo de 2011

Ya era hora... ¿?

Hay estrategias políticas que sirven para contentar a una mayoría generosa de votantes. Un ejemplo claro es la que se está llevando a cabo últimamente con las declaraciones del señor Cagigas y la posterior aparición de una lista en la que constan los nombres de los "enchufados" por Marcano, nuestro estimado Consejero de Cultura, Turismo y Deporte, en las Bibliotecas y Archivos de nuestra tierruca, que diría Revill(uc)a.

Está muy bien, señores míos, y esto no os lo quita nadie, que denuncies hechos bochornosos, que por otro lado todo el mundo conoce. Aunque es más que obvia la caída en picado que está sufriendo y va a sufrir todavía el PSOE, que si a alguien le queda confianza en estos tragaldabas, por favor, que se lo haga mirar; voy a hacer de abogado del diablo, pero no para defenderles, sino para demostrar que "tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando".

Resulta bastante "estúpido" sacar a la luz una lista como ésta de los enchufados en Bibliotecas y Archivos. Lo resulta, en mi humilde opinión, por diversas razones. Una de ellas, porque parece hasta absurdo generar polémica de estos temas que no son, a día de hoy, con mucho, de los casos más escandalosamente injustos, al menos, teniendo en cuenta que "enchufes" como estos no sólo se están viviendo en la Cultura (último mono de la política en época de crisis, junto con la Educación -tema, para mí, muchísimo más grave, pero eso ya lo dejo para cuando me encuentre con Díez Tezanos, porque... ¡Vaya tela!-).

Antes dije que era una estrategia para contentar a una mayoría generosa de votantes. Esto es así, porque es un movimiento justo, tirando a escaso, para entretener al personal con las críticas a Marcano (merecidas, por supuesto), del estilo: Anda mira, ¿ves? Te lo dije, Fulanito y Zutanita estaban enchufados. ¡Ya era hora de que alguien denunciara este asunto!
Este asunto, ha sido denunciado antes por mucha otra gente que, como no llevaba el banderín del PP en la mano, no ha sido atendido como Dios manda.
Pero, en fin, a lo que vamos, suficiente para mantener entretenido al personal, dejando pasar los días hacia unas elecciones que, por otro lado, creo que no hace falta ganar con este tipo de denuncias (lamentablemente, la situación es tan precaria que un juego habitual del político, como es éste de sacar trapos sucios, es innecesario). En cualquier caso, pasan desapercibidos para la opinión pública (porque recuerdo que si no estás "abanderado" aquí no te hace caso ni el Cioli, mientras te ahogas -que por cierto, el otro día la Mañana de la 1 le hizo un pequeño homenaje-), un montonazo de casos como éste, pero más sangrantes, si cabe.

Por ejemplo, la mala o penosa organización de la Educación Pública y de su método para la selección de funcionarios de carrera. La perversión del sistema, "maestrizando" todo cuanto pasa por las manos de unos y otros políticos. Colocar, no ya a un tío o tía que se dedique a catalogar mejor o peor unos cuantos papelajos (entiéndaseme esto, yo soy la primera que valora todo lo que suponga la conservación del patrimonio cultural), sino a un individuo o individua al frente de toda una institución, a poder ser, de educación superior, si no, nos contentamos con la Secundaria. Dejar que obtengan el título y "salten la valla" personajes que funcionarían estupendamente en una narración costumbrista: individuos que no saben hacer la "o" con un canuto, y que buscan a ver si en Carrefour lo pueden comprar hecho. Cositas del estilo.

Y esto, con esto no se meten, porque saben ellos y otras minorías insatisfechas con todas las "Pes" habidas y por haber que tampoco van a arreglarlo cuando estén, si están, en el poder. Arreglar la educación sería mejorar la situación de muchísimas personas. Y si su situación mejora, nos necesitan menos, si cabe. Así que no, no y no... Nuestros votantes, tontos, que es como mejor votan.

Pero en fin, yo vine aquí a decir que esto, que está muy bien denunciarlo, es sólo una treta para que el que tenga "tendencia a votar al PP" diga: ¡Mira, si están haciendo algo! ¡Justifico mi voto con esto, estupendamente! ¡Luego ya me arrepentiré de haberles votado! -Y el que tenga tendencia a huir del PSOE, tras años de ser fiel al partido, diga: ¡Nos han pillado, mechachisenlamar! ¡Creo que hay que huir del barco antes de que se hunda!

Y así, estamos contentos unos días, pensando que en esta Comunidad (y en este país) se va a hacer justicia cuando venza el PP en las urnas en las próximas autonómicas y las algo más lejanas generales. Porque hemos asumido ya que ganarán, lo malo es que algunos lo asumen creyendo que estos políticos son estupendos, en vez de creer que nuestro sistema político es, como tantas otras cosas en este país, precario.

En resumen, espero que al menos dos o tres personas se planteen hasta qué punto no está controlada la información que ha salido a la luz, que no es, si me apuras, ni la punta del iceberg. Me gustaría que esto, que desde luego reafirma y justifica el zafarrancho del PSOE, no significara creer a pie juntillas que el PP es limpio y puro, como la Virgen. A ella mentaremos cuando, tras unas elecciones arrasadoras, nos encontremos en la misma, exacta situación, que estamos ahora: AVERGONZADOS DE UNOS POLÍTICOS QUE MÁS VALDRÍA LLEVAR A LIBIA PARA LUCHAR CARA A CARA CON GADAFI, y dejarnos de tonterías, de petróleos y de civiles. Os contaré un chiste: Esto son un francés, un español, un portugués sin un duro, un italiano acojonado al que le interesa no hacer ruido, un estadounidense que maneja al resto y se ríe tranquilamente en casa y una organización que llamaremos "Naciones Hundidas", en una habitación. Se cierra el telón, se vuelve a abrir: aparece Gadafi. Se cierra el telón, ¿cómo se llama la película? -"O follamos todos, o la puta al río" (quien necesite traducción contextual, que me avise).

viernes, 25 de febrero de 2011

"127 horas", a la caza de 5 minutos de morbo

Este artículo puede herir la sensibilidad de algunas personas, 
si es así, absténganse de leerlo. No es imprescindible hacerlo, por supuesto.


Sé que hay gente a la que parece haberle gustado la última película de Danny Boyle, nominada entre otros premios Oscar, a mejor película y mejor actor protagonista (James Franco, que por cierto, presenta junto a Anne Hathaway la gala de este año). Pero a mí no me ha parecido, ni de lejos, la obra maestra que prometía ser. 
Los siguientes párrafos contienen spoilers
Aron Ralston, el personaje principal basado en la persona real que vivió la experiencia que se narra en "127 horas", es un tipo aventurero que gusta de transitar lugares como el Blue John Canyon (Utah, EE.UU.), donde le sucede quizá la peor experiencia de su vida. No voy a entrar a valorar la estupidez de un individuo que decide hacer 'senderismo extremo' solo, sin avisar a nadie de a dónde va exactamente (una de las normas primordiales de este tipo de aventuras), pero eso es lo que le ocurrió a Aron, en la vida real, y al personaje que interpreta Franco. Con tal mala suerte que, en una bajada bastante angosta entre dos paredes del cañón, se desprende la roca a la que estaba agarrado, que era lo suficientemente pequeña para pasar por entre las dos paredes y lo suficientemente pesada para, una vez trabada entre ellas, no poder moverla. Se suma a esto la mala fortuna de Ralston que ve atrapada su mano entre la roca y una de las paredes, sin posibilidad de sacarla.
A partir de ese momento, la película de Boyle comienza ya a ser un cúmulo de estrategias efectistas para situar al espectador en el momento en que, tarde o temprano, el personaje, como hizo Ralston en la vida real, decide cortarse el brazo. La primera imagen que vivimos es la del brazo oculto tras la roca, pero Boyle nos machaca las entrañas con un plano 'estupendísimo' de cómo ha quedado de bonita la pared del cañón con el 'gotelé' de restos de piel y carne de la mano del personaje, no muchos, pero los suficientes para pensar: "No perdamos la calma... ¡No perdamos la calma leches, pero mira!".
Comienza entonces una lucha por la supervivencia y por encontrar el método más efectivo para desatascar el brazo y poder salir con vida. En favor de la primera, Ralston cuenta con algo de agua, unas cuantas cuerdas de escalador, una linterna de cabeza, varios mosquetones, etc. En favor de la segunda, tiene además... Una navaja-alicate, que no sabe muy bien cómo usar, intentará descamar la roca para que se mueva y poder extraer el brazo sin éxito.
Sin embargo, en contra de la primera, tiene poco agua para sobrevivir lo suficiente como para que, una vez dado por desaparecido (si es que alguien lo denuncia) y suponiendo que le encuentren, le saquen de allí con vida; las cuerdas no le ayudan a sacar de allí la roca, porque al ser de escalada, son lo suficientemente elásticas para ceder a la fuerza de una polea (que por otro lado, difícilmente iba a funcionar teniendo en cuenta que sólo puede hacer fuerza con una mano y el peso de su cuerpo, unos 70kg, no más). Y en contra de la segunda, la navaja-alicate no sirve ni para cortar mantequilla al sol.
Es después de esta composición de lugar que el personaje de James Franco vive quizá lo más aprovechable de la película: su evolución psicológica entorno a varios recuerdos y futuribles (eso sí, muy al estilo americano). Esto es: asumir que está atrapado y que nadie va a pasar por allí, administrarse los líquidos para sobrevivir la mayor cantidad de días, vivir momentos de desesperación (con intento, de nuevo efectista, de comenzar a cortarse el antebrazo con una navaja sin filo), recordar a su ex-pareja, a sus padres, a su hermana y al compañero de curro al que no le dijo a dónde iba, tener paranoias varias dada la soledad y el desamparo al que se ve destinado, vivir una experiencia en plan 'visión de futuro' en la que imagina a su hijo no nato...
Me ahorro, eso sí, las correspondientes etapas del proceso físico desde la producción de adrenalina hasta el más intenso de los agotamientos.
Todo ello, recogido en un halo como de 'aura estadounidense' en el que no te crees ni una de las visiones, que parecen apariciones bíblicas hechas con los peores efectos especiales, que vienen a reforzar la idea de que Boyle podía haber hecho un corto sobre la experiencia de cortarse el antebrazo.
Aparecen además personajes absurdamente incrustados, como es el caso de las dos mujerzuelas a las que se encuentra, y con las que mantiene un sí es no es de tensión sexual. Resuelta de mala manera en la insinuación de la necesidad de Raslton de masturbarse al ver los pechos de una de ellas en su cámara que todo lo graba.

Cámara que todo lo graba, sus histerias, sus películas con las paranoias que le vienen a la mente, sus impulsos físicos, su testamento... Y todo esto está plagado de fragmentos en los que Boyle realiza primeros planos de esa mano atrapada. De nuevo, el gusto efectista por insinuar el final de la experiencia.

Llega entonces el momento al que nos ha venido preparando... Decide, al quinto día, cortarse el brazo. ¿Cómo? Pues bien, aquella navaja que no cortaba mantequilla al sol había sido literalmente clavada en su brazo porque el corazón no hacía más que bombear adrenalina y se le iba a salir del pecho. Con tan 'buena' suerte que se había dado cuenta de que "oye, tengo un hueso dentro del brazo". El proceso por el cual acaba cortándose el brazo me lo guardo, entre otras cosas, porque no fui capaz de mirar esa escena mientras ocurría en la gran pantalla.
Pero, no os preocupéis, amigos aprensivos del dolor, que Danny Boyle ya se encarga de haceros saber lo mal que lo está pasando el personaje con una música chirriante y tensional, que parece sacada del más puro estilo Psicosis, pero mucho menos valiosa.

Finaliza la película con Ralston descendiendo una pared para acceder a un charco insalubre de agua, y poder salir de aquel infierno, rescatado por una familia a plena luz del mediodía.

¡Ah, por cierto! Lo de Scooby Doo... Sobrar no, lo siguiente.

Fin de spoilers
CONCLUSIÓN: La captación del proceso psíquico que tuvo que vivir el verdadero Ralston está, si me apuras, cogida con pinzas. Viendo la película piensas que si Aron Ralston lo vivió exactamente como lo hace en el guión de Boyle, no debió sufrir tanto, ¡porque no se nota la verdadera desesperación (y eso que Franco intenta compensar esa falta de intensidad que tiene Boyle con una algo más que aceptable actuación)!
La película te marca por unas horas, y no ya por la búsqueda del morbo, sino por la idea de saber que eso tuvo que vivirlo una persona real.
La secuencia más intensa no es más que un cúmulo de efectos al más puro estilo "Saw" (imagen, sonido y sangre), que no aportan nada a la película, porque ésta no tiene base para sustentar dicha escena.
Así que, Boyle, para la próxima, intenta hacer una película buena en la que no necesites tirar de la aprensividad y sensibilidad humana para generar desmayos.

miércoles, 9 de febrero de 2011

R. Vaughan

El hombre que planteó los Cursos de Inglés de la UIMP y que ha cambiado la manera, un tanto atrofiada, de enseñar inglés de influencia Cambridge por una mucho más dinámica piensa ésto de la vida, de España, de todo un poco.

lunes, 7 de febrero de 2011

Monólogos suspendidos XII

Por regla general, no acostumbro a renegar de la ciudad donde nací y vivo desde entonces, aunque hay casos en los que me gustaría no vivir aquí.
Y es que parece que nadie puede respirar tranquilo en una ciudad como Santander, en la que la mitad de la gente ya se conoce y la otra está por conocerse en algún momento, con lo cuál, Fulanito es amigo de Zutanito, que conoce a Menganita, que odia a Fulanito, y otros muchos polinomios muchísimo más complicados.
Por eso, parece que no se puede ser auténtico o se debe serlo con todas las consecuencias. Desde luego, lo que está claro es que uno no puede ser manifiesto, en ninguna de las acepciones que esta palabra pueda contener.

Los juicios, las opiniones, incluso los estados de ánimo, deben quedar en la más absoluta intimidad (y cuando digo absoluta me refiero a que no se pueden hablar ni con el gato, que seguro que conoce a alguien a quien en un momento dado le cuenta alguna cosilla). Y nosotros mismos, y 'el que esté libre de pecado que tire la primera piedra', procuramos dejar caer de vez en cuando cosas que aparentemente fueron fruto de la más absoluta confidencialidad, pero que finalmente "se nos escapan".

¿Qué papel juegan las comunicaciones actuales en todo esto? ¿Es peligroso Internet en la preservación de la intimidad? Sí y no. Es peligroso en la medida en que puede mal utilizarse, pero no por existir significa que vaya a ser dañino, así a bote pronto.

Internet es un arma poderosa, tanto para hacer el bien como para hacer el mal. El que quiere exhibir su vida lo hace, da igual el medio que utilice, Internet es sólo un catalizador de ese ansia por existir públicamente que tienen algunas personas, cada vez más y cada vez más jóvenes.

Pero quizá la gran desventaja, en contraposición con muchísimas ventajas, que las tiene, de Internet, sea esa parte de nuestra vida o incluso nuestra vida entera que es exhibida sin nuestro consentimiento o incluso no es exhibida por nosotros mismos sino por un tercero.

Ahí es cuando se debe cuestionar la responsabilidad de la persona presentada en cuestión con respecto a la exposición de su vida en la red. ¿Hasta qué punto soy yo culpable de que un tercero suba, por ejemplo, una foto en la que yo aparezco a Internet? Una solución, seguramente no la única y desde luego no la mejor, pasa por ser responsables tanto de lo que concierne a nuestra privacidad, es decir, procurar no gritar a los cuatro vientos qué hacemos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, con detalles gráficos a ser posible, como lo que concierne a la privacidad de nuestros amigos y conocidos, sobre todo la de aquellos que explícitamente se niegan a ser pasto de las redes sociales.

Porque esas personas, y hablo de nuevo de mi ciudad, saben que Santander es muy pequeño, y que si las coincidencias se dan a nivel interpersonal, es decir, entre personas que se conocen y descubren que conocen a un tercero en común, y todos los derivados de esto, no digamos a nivel internáutico. Si hoy escribo yo esto, puede que mañana alguien, a quien no conozco personalmente pero que sabe que existo e igual yo también sé que esa persona existe, o no, quizá sólo sepa de un amig@ suyo, aunque no sepa que lo es, lo que digo, puede que mañana ese alguien, tú, lo estés leyendo.

Por eso agradezco tanto que haya gente a la que no conozco de nada y que no me conoce de nada que entra a este blog y lo lee, e incluso comenta, porque ésa es una gran ventaja de Internet.

domingo, 30 de enero de 2011

Citas IX

'No es que no nos atrevamos porque las cosas sean difíciles, es porque no nos atrevemos que las cosas resultan difíciles.'
Séneca

viernes, 21 de enero de 2011

SLQH... Sólo Lo Que Hicimos...

... hace ya unos cuantos años hace gracia.

Nos han metido hasta por las orejas que Ángel Martín se marcha de 'Sé lo que hicísteis', ese programa de la cadena de don Emilio Aragón que tiempo ha nos hizo gracia alguna vez. 
A este señor, Ángel, yo le había visto en más de una ocasión en el canal de pago 'Paramount Comedy', del que diré que, sin Noche Sin Tregua, ha perdido mucho. Tenía una forma de hacer monólogos en parte innovadora, ya que siempre los hacía sin sonreír ni un milímetro. Imagino que muchos de vosotros recordaréis aquel 'Melocotón que murió por tu culpa' o  las 'leyendas urbanas'; cuando todavía tenía más pelo en la cabeza que en el cuerpo, Ángel Martín conseguía hacer reír a bastante gente, al menos a mí sí.
Así que lo cogieron para este canal del que os hablo, para ver si, con la señorita Patricia Conde, que no me cae mal, pero que hace más gracia cuando no está ateniéndose a un guión, de la que tampoco podemos olvidar sus inicios como sustituta de Inma del Moral en 'El Informal', lo que digo, que le cogieron para ver si entre los dos podían darle un poco de vida al asunto.
No obstante, y como parece creer todo el mundo en España, en La Sexta creyeron que era absolutamente imprescindible meter en el programa a alguien que dijera cosas guarras y a alguien que representara esas cosas guarras, o al menos, de quien la audiencia (mejor la masculina) pudiera pensarlo: Miki Nadal y Pilar Rubio. De la segunda no tengo nada que decir (todos sabemos el papel que le ha correspondido siempre, en una y otra cadena); de Miki, sólo puedo alegar el desaprovechamiento que se ha hecho de él por parte de la cadena, si los chinos y las tetas es lo único de lo que se puede hacer reír en este país, me parece que cada vez nos parecemos más a Italia.

Pero, en fin, de Ángel Martín hablábamos. Que se va... Pues estaba tardando. Tanto que ya no sabemos si se va porque es un rollo el programa o porque él mismo lo ha convertido en un rollo y le han echado. Hace mucho tiempo que no lo veo, y de hecho, si alguna vez hago zapping, me lo paso. El único personaje que me gusta lo interpreta Dani Mateo (que tiene sus carencias, como todos, pero a mí me sigue resultando ameno), 'El Esmirriao'. Por otro lado, es una lástima que en ese programa no se haya explotado más el dúo resultante de Martín y Mateo, y esos guiños a cómicos que antes nos hicieron reír mucho, como Faemino y Cansado o Martes y Trece (aunque de estos últimos se aprovechan poco).

Estaba tardando... Él y todos los que en algún momento fueron buenos. Porque el programa se los está comiendo, los está vulgarizando. Berta Collado ya no habla, grita, y cada día enseña más teta, como sus nuevas compañeras, salvo que éstas las tienen, en general, más grandes. Esta mujer podría seguir dedicándose a la radio y dejar de estropearse la voz y la reputación en SLQH. Dani Mateo, como actor, no lo hace mal del todo, y si esa es la carrera de la que quiere vivir, debería seguir por ese lado (aunque nunca volverá a ser como fue en NST). Miki debería reunir de nuevo a sus compañeros de Splunge (que algunos tienen mejor suerte: Agustín Jiménez, por ejemplo, está en el teatro y con unos cursos para hacer monólogos), pero sólo a algunos, porque Florentino Fernández es una de las cosas más insoportables que ha dado la televisión.

En fin, Ángel, ¿cuál va a ser tu destino ahora? ¿Volver a los monólogos? Pues vas a tener que trabajártelo mucho, porque te has vuelto un soso, y definitivamente, estás perdiendo pelo.

Relacionados

Related Posts with Thumbnails