lunes, 29 de noviembre de 2010

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Quejódromo ANEXO I

- Odio a las personas o entidades que deciden cambiar de la noche a la mañana una norma del idioma que lleva instaurada Y PRACTICADA desde hace mucho más tiempo del que ellas existiendo en el planeta.

Monólogos suspendidos XI

La RAE se columpia cada cierto tiempo cual niño en el parque con suelo de arena... Y esta vez, ha venido a dar el cante (porque hacía mucho que no se hablaba de ella -recuerdo que esta técnica ha sido últimamente utilizada por ejemplares de la raza humana y otras corporaciones como pueda ser, por ejemplo, Pérez Reverte) con un asunto que a mí, como estudiante de Filología Hispánica que soy, me toca de cerca... Y me ha llegado a la espina dorsal.

Que si la 'y' que de toda la vida ha sido 'i griega', ahora va a ser 'ye', como en 'les Asturies'. Que si solo ya no está sólo solo, más bien con leche y sin tilde. Que si 'quorum', del latín, ahora será 'cuorum' del... ¿? Que si guión ya no es guión ni es na, ¡vaya trama de mierda! Que si eres un chivato, lo eres con c y h y no con 'che' (que es meterse en política), y si quieres llaves, las buscas en el cajón de las 'eles' porque las 'elles' se quedaron en Francia...

A ver cuando se dan cuenta estos estupendos 'creadores de la lengua' que el idioma evoluciona y cambia a la sazón de su uso y nunca bajo unos parámetros teóricos (absurdos, en este caso), que vete tú a saber a dónde llegan. Resulta que, como ahora los jóvenes no ¿sabemos? escribir, la ortografía se adapta a nuestras necesidades... Pero, por favor, eso es reírse de toda la gente que hizo alguna vez algún esfuerzo para aprender a leer, escribir y hablar con propiedad.

Con suerte, estos cambios no quedarán plasmados en futurísimas Historias de la Lengua y Fonologías diacrónicas, y podremos decir que pasaron sin pena ni gloria como otra de las tonterías que a este país le están saliendo como sarpullidos o ronchas, con doble 'ele' o 'elle' y c y h o 'che' respectivamente, últimamente. Así que luego no se me asusten cuando digo que lo mío no es la Lengua, sino la Literatura, porque, a fin de cuentas, al Marqués de Santillana le da igual con 'elle' que sin 'elle', y no te cuento a Machado y las 'ches'.

Relacionados

Related Posts with Thumbnails