martes, 29 de diciembre de 2009

Racionalizaciones estúpidas II. Racionalizaciones (y estúpidas)

De nuevo, me sorprendo pensando en ESE tipo de gente. Ya sabes de quién estoy hablando, entre tú y yo, la gente E.G.O.
Y no me refiero a un nuevo sistema educativo, que después del Plan Bolonia, ya sería la re-leche. NO
Me refiero, como bien sabrás, a esa gente que hace, deshace y rehace única y exclusivamente por y para sí. Habla de sí misma hasta creerse lo que se dice, explica sobre sí todo lo que los demás, según cree, quieren saber. Llega, incluso, al punto de desarrollar tonterías que de largo pasarían por discursos políticos de no ser porque suelen llevar la palabra: piruleta o rojo o caramelo en ellas.
Lo que me lleva a pensar que quizá esta gente lo que echa de menos es su infancia. Porque en ningún momento de nuestra vida se nos atiende más que en nuestra infancia. Después pasamos a ese estado de incomprensión general que termina por dejarnos en la más absoluta de las soledades humanas y que intentamos solventar con arrumacos y demás género romántico pero que finalmente acaba con la muerte, que es solitaria y solitarista.
Pero me estoy desviando de lo que venía a decirte, estamos hablando de racionalizaciones y estúpidas. (O estúpidos, ojo, que los hay a mogollón, también).
Entiéndeme bien, no estoy acusando a todo aquel que expone una pequeña parte de sí en sus escritos, o en sus fotografías, o incluso en la mayor nimiedad de la red; de hacer esto, iría contra mí misma, y eso sería desacreditar lo que pueda tener de verdad este texto. Me refiero a la gente que considera que lo más interesante, en todo momento, es su yo.
Tras estos meses de lectura de un libro que, en mi más humilde opinión academico-literaria, dista mucho de ser la erudición de la sabiduría oriental pero que te acerca en cierta medida a este mundo, he podido comprobar que la ya mencionada sabiduría queda muy lejos del concepto de yo. Por otro lado, echar tierra entre la gente que peca de excesivo E.G.O. y diferenciarme de ella tan fácilmente no sería justo, porque caería en la misma cesta del E.G.O. Pero este mundo occidental que me envuelve me complica la tarea de perdonar la soberbia hasta tales límites, por mucho que me empeñe en igualarnos a todos... En ese sentido, podría decirse (si de una raza aparte se tratara en cuanto a estos personajes) que soy un pelín racista. No soporto el yoísmo, el E.G.O., la sed de narciso, el espejo cegado de la ¿verdad?...
No lo soporto. Y como no lo soporto. Creo que aquí ha terminado lo que pretendía ser una acusación y casi ha acabado pareciendo una apología por el medio del "predica con el ejemplo" de los millones y millones de bloggeros, facebookeros, tuentieros, etc etc que sólo y repito SÓLO pueden hablar de sí mismos, cuando tanta gente ha hecho y dicho tantas cosas que ellos jamás comprenderán (porque esto último suele ser inversamente proporcional). He dicho.
(Y ahora, me excomulgue quien quiera excomulgarme)

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Tenías razón

"Tenías toda la razón...

A pesar del amor que albergo,
hay un resquicio de odio tan ardiente como aquel,
y no se va a ir nunca

Salvo que deje de quererte
o empieces a quererme tú a mí, sin condiciones."

jueves, 26 de noviembre de 2009

De los saberes del mundo... II

Para nosotros el conocimiento humano es lo que un taoísta llamaría conocimiento convencional, porque no creemos saber nada en realidad a menos de poder representárnoslo por medio de palabras o por algún otro sistema de signos convencionales como la notación matemática o musical. Semejante conocimiento se llama convencional porque es cosa de acuerdo social acerca de los códigos de comunicación.

A. Watts, El camino del zen, EDHASA, Barcelona, 1971, pág. 23

En la búsqueda de lo que se ha venido a llamar "philosophia perennis" o filosofía perenne, encontramos que las sabidurías orientales nos acercan, en similitud, a cierta forma del empirismo occidental. Se nos aleja de la concepción social del pensamiento humano y, por ello, de la representación icónica o simbólica de lo que pensamos. Para las sabidurías orientales no-duales, el conocimiento no tiene por qué ser plasmado en ningún medio de comunicación o representación, simplemente es conocimiento.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Mañana lloverá (VI)

Si ya parecía suficiente con el chulo del garito, Marcos no estaba dispuesto a dejar tirada a la poli, si le habían llamado, aunque fuera a caerle el mayor marrón de su vida, tenía que ir.

Y así lo hizo, se presentó tan pronto como supo desembarazarse de la preocupación nocturna que le había atado a la cama, con los ojos como platos, mirando directamente al techo, en el que no hacía más que intuir lo que Carla y él habían hecho aquella noche, aún no lo recordaba, y ¡maldita sea!, ¡por qué tenía él que cargar con eso, si ni siquiera recordaba aquella noche, ni una sola palabra, caricia, beso o estímulo!

Por otro lado, tenía la esperanza de descubrir alguna información sobre Carla... Aunque, ciertamente, nadie le había concretado que en comisaría quisieran hablarle de algo relacionado con ella.


Estuvo esperando en una sala o más bien un pasillo estrecho y largo, con butacas de plástico, acompañado de un par de chavales que esperaban para prestar declaración por objetos robados o perdidos, y de una vieja, llorando sin cesar, de la que más tarde, por sus gritos, sabría que había perdido un gato, un puto gato...

Un tío, con pinta de no ser mucho mayor que Marcos, se le acercó con un montón de papeles. Le llamó por su nombre y apellidos y le pidió que le acompañara a una habitación pequeña y sin ventanas, de aspecto sucio, desordenado; estaba todo apilado por el suelo, las pocas estanterías que tenía parecían destrozos de un edificio recién derruído, todo estaba en un completo desorden, menos la mesa de aquel tipo: un ordenador, malo, con por lo menos diez años de antigüedad, el teclado, con algunas letras desgastadas, un montón de folios y dos bandejas con formularios sellados y sin sellar.

El policía, con uniforme pero sin pistola ni porra en el cinturón, sólo con las esposas, se sentó tranquilamente tras el ordenador y ofreció a Marcos hacer lo propio justo enfrente, en una silla algo más cómoda que las del pasillo de espera. En ningún momento aquel tío tomó una postura prepotente, como en esas películas americanas, que siempre apoyan los pies en la mesa, se agarran del cinturón y están chupando un palillo. El tío era mucho más educado que aquello, pero por lo mismo, Marcos no tuvo ningún conducto de salida para su nerviosismo, no podía ponerle un toque de humor a aquella situación,;era tan normal, que no podía imaginar que fuera a ser grave.

Aquel tipo, comenzó a distribuir los papeles que llevaba encima por la mesa, y se quedó sólo con uno, que le pidió a Marcos que rellenara. Datos, sólo datos, ninguna explicación del por qué tenía que estar allí, rellenando un formulario, y por lo mismo, Marcos no iba a preguntar. Entonces, casi cuando estaba acabando de rellenar "fecha y firma", Marcos levantó la vista, instintivamente, hacia la puerta de entrada a la habitación, a su izquierda, preguntándose lo que todo el mundo en situaciones absurdas, qué día era; enseguida volvió la vista a la hoja para acabar con el "papeleo" cuando se dio cuenta, repentinamente, de que había visto pasar a una mujer... A la mujer: a Carla.

Firmó la hoja absorto, intentando de nuevo vislumbrar entre realidad e imaginación, quizá esto tampoco era real. Aquella noche, ahora en la comisaría. ¿Y si Carla era simplemente fruto de su imaginación? ¿Y si, aunque la mujer a la que veía existiera, él simplemente había imaginado a una mujer como Carla después de ver pasar a una mujer como aquella cualquier día por la calle?

El policía le cogió la hoja de la mano, en la que parecía haberse congelado, y procedió a leerla, con parsimonia, como si en el manual de policía estuviera, en algún artículo concreto, especificado que los formularios hay que leerlos como si uno ya supiera lo que va a decir. Pero, de repente, el tío abrió los ojos y miró a Marcos:

- Creo que te has confundido con tu apellido, chaval.

Marcos, que aún estaba, como él diría, flipando, levantó la vista ligeramente y pidió la hoja con la mano. El tipo se la acercó sin soltarla y dijo:

- No hagas gilipolleces, aquí todos sabemos cómo te llamas.
- Pues seguro que lo saben -dijo Marcos un poco molesto- pero yo mi apellido es ese.
- Chaval, vienes ya animado por la mañana. Ya me habían dicho que eras un listillo, pero esto es demasiado básico, cúrratelo un poco más.
- Le he dicho que ese es mi apellido.
- Que sí, que sí... También me vas a decir que este no eres tú...

El tío, que tenía la ficha policial de un chaval en la pantalla del ordenador, con foto incluída, a la que no había prestado atención hasta ahora, se quedó inmóvil mirando, con la mano en el ratón, la foto de la ficha. Marcos y el tío de la foto no eran el mismo. Comprobó los apellidos, efectivamente no coincidían. Buscó los datos del verdadero Marcos, no había antecedentes, en su ficha sólo aparecía su nombre por una declaración de objetos perdidos que hizo su madre una vez. Ninguna foto.

Se levantó, sin decirle nada a Marcos, que empezaba a temerse que habia estado perdiendo el tiempo sin salir a comprobar si Carla era real. Asomó la cabeza por la puerta y gritó: ¡Quién coño ha llamada a este chaval!, en dirección a una mesa que había a la entrada de la oficina. El hombre que estaba sentado en ella le dijo que él acaba de empezar turno, que sería su compañero.

El policía volvió a la mesa murmurando y cabreado:

- Chaval, vete de aquí, hemos tenido una confusión. Te puedes ir, se han equivocado con los datos.

Sin mediar palabra, Marcos se levantó y salió de la habitación, miró a derecha e izquierda, esperando encontrar a Carla. Nada.

Cuando salía de la oficina, la vio entrar a un despacho, sin llamar. Se quedó mirando la puerta que Carla acaba de cerrar tras de sí... ¡Era Carla! ¡Era real! ¿Por qué si no iba a entrar en un despacho? Su imaginación no podía querer ver a Carla entrando en un despacho por ningún motivo...

Era Carla.

Como el policía le había despedido tan tajantemente, Marcos pensó que no era buena idea ir a buscar a Carla a la entrada del despacho, por muy emocionado que estuviera, con lo problemática que había sido además su "relación" con ella, igual acababan arrestándolo por cualquier signo de exaltación.

Salió de aquel lugar y decidió esperar sentado en un banco de la acera de enfrente... Le pidió un pitillo a una perro flauta que pasaba por allí, él tenía fuego. Y se puso a esperar...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La tradición impresa

La elaboración y la transmisión de una obra literaria antes de la imprenta es cosa muy distinta de lo que fue después. La tipografía hizo que la publicación de un libro, hecha antes mediante muy escasas copias, lentas y muy distanciadas en el tiempo y en el lugar, se convirtiese en un acto momentáneo, único y superabundante en ejemplares. La publicación impresa señala la terminación de la obra por parte del autor; todo lo que éste trabajó en elaborarla queda anulado en el olvido, y todo cuanto trabaje después en corregir y perfeccionar lo impreso, si no hace una segunda impresión. Por el contrario, en la lentísima publicación manuscrita cada ejemplar producido tiene su individualidad.

R. Menéndez Pidal

Este fragmento de uno de los grandes estudiosos de la literatura española, en deuda con otro grande, R. Menéndez Pelayo, pone de manifiesto la opinión de una parte de los escritores que creemos que, al margen de las ventas y la facilidad de distribución que significan la impresión de un libro a gran escala, tener entre las manos un ejemplar tan único como el realizado por un sólo escritor o copista es un regalo inigualable. Por eso, siempre hemos creído que es necesario guardar, ya no sé si para la posteridad o simplemente para no olvidarlo -como dice Menéndez Pidal-, los manuscritos de las obras que creamos, a poder ser rubricados, por si el día de mañana alguien nos quiere coleccionar... ¿Quién sabe?

lunes, 9 de noviembre de 2009

Mozart

Aún me pone los pelos de punta recordar aquel concierto (grabado por cierto) de final de curso 2002 de Conservatorio Jesús de Monasterio. Aún me entra la nostalgia cuando recuerdo lo difícil que nos resultaba a las soprano de mi curso (que éramos todas unos mocos) llegar a las notas más altas del Carmina Burana.

Y aún me entran escalofríos cuando escucho el Dies Irae del Réquiem de Mozart. No olvidaré nunca aquellos años de coro en el Conservatorio... Nunca.

Aquí os dejo las tres primeras piezas del Réquiem, aunque lo que me interesaba dejaros en el blog es el Dies Irae.





Quiero darle un especial agradecimiento a todos aquellos compañeros de coro, a los que, como a mí, las 2 horas de coro les parecían lo mejor de toda la semana y a los que les ocurría al contrario. A Adriana, a Alfonso y Óscar, compañeros de cuerda, a toda la orquesta, que juraría que por aquel entonces aún tenía a Irene de primer violín, pero sobre todo, a Emilio Otero, al que a veces me encuentro por la calle y aún se acuerda de mí. Grande, Emilio.

miércoles, 28 de octubre de 2009

De los saberes del mundo... I

"Desconocida, innominada, inexistente al parecer, pero en realidad existiendo, la verdad tiene que ser conquistada, descubierta y traducida al lenguaje: donde, inevitablemente, acto continuo volverá a ser mal comprendida".

H. Zimmer.

sábado, 24 de octubre de 2009

Maldito tiempo

Ahora cambio el reloj de hora.

¿Y qué?

Van a seguir poniéndome esa absurda excusa de que las empresas ahorran más luz de este modo, ¿no? Quiero que sepan que eso ya no se lo traga nadie. Las empresas gastan luz a las tres de la mañana o de la tarde, a tope con los focos, y nada de bombillas de bajo consumo.

Quieren convencerme de que esto lo hacen por ahorrar luz, insisten... Y yo sólo veo más gasto: A las siete de la tarde tienes que encender las luces del salón porque no puedes ni morderte las uñas sin fallar. Sales a la calle y todas las luces están encendidas a las ocho, y eso que no ha llegado el invierno, que a las seis ya están encendidas.

Luces por todos lados, pero además, nocturnidad.

La vida en la calle en otoño y con cambio de hora se hace cada vez más escasa. A partir de ahora parece que salgo a la calle a última hora para comprar los regalos de navidad cada vez que me muevo del sofá más tarde de las seis.

Y entro a los establecimientos sólo por encontrar algo más de luz que unas farolas hartas de iluminar tanto delito absurdo. Tanta chusma, que no tiene otro nombre, tanta desilusión. Tanta hipoteca, calefacción (no olvidemos que con una hora menos de luz por la tarde, hace más frío), perro nuevo, mamá quiero esto para navidad, qué quieres para tu cumple, haremos algún viaje, no llego a fin de mes. Y ahora súmale esos euros de más por encender las luces una hora antes.

Ellos sí que ahorran, pero dinero, y el de los demás.

A mí no me engañan, he aprendido a ver en la oscuridad, ¿y el calor? Ése me lo busco en otros cuerpos, le pese o no a Gas Natural.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Racionalizaciones estúpidas I

Siempre me pareció loable la capacidad de algunas personas de mantener sus espacios personales en la más absoluta de las pulcritudes y de los órdenes.

Asumo, con cierta desvergüenza, que nunca he sido persona de colocación impecable. Mi habitáculo parece más la madriguera de un oso pardo que se ha visto obligado a vivir en medio metro cuadrado que una sala de estudio y meditación académica como corresponde a mi función, en estos momentos de la vida.

La sensación que uno (en este caso la que escribe) disfruta cuando, tras pelear consigo mismo tardes y tardes, mañanas y mañanas, sobre si debería ordenar o no esa maraña de asuntos varios y ajenos, propios también, los más diría incluso, o los menos, consigue decidirse, ordenar y ve lo que ha hecho es inigualable; nadie que acostumbre a ser ordenadamente perfecto en esto podrá entenderme.

Pero, por lo mismo, la sensación que uno sufre cuando, tras haber disfrutado de la anteriormente mencionada previa sensación, se ve en la tesitura de llegar a pensar: ¿dónde he puesto esto?; esa sensación, es terrible.

En situaciones normales, "esto" estaría "aquí" o lo que es lo mismo, más o menos donde siempre, con un orden inexplicable, pero donde siempre. En esta situación, "esto" está "en algún lugar donde lo haya guardado con otros tantos estos de variado origen y necesidad".

Porque no quiero que nadie me diga que ordenar es cuestión de necesidades: Lo que necesites, cerca, a la vista, lo que no, lo guardas en un cajón. Pues oigan, eso sí que sería un desorden, LO NECESITO TODO, obviamente. Pero no lo necesitas todo a la vez. Pues no, pero si me baso en lo que necesito ahora, mañana tendría que ordenar según lo que necesitara... Y ESO SÍ QUE SERÍA UN CAOS.

A lo que iba es que, piensen lo que piensen de mí (aunque sí quiero dejar claro que el desorden no supone una falta de auto-ordenamiento y limpieza, soy mujer de hábitos saludables), para mí el orden que conocen todos los seres humanos, el orden diáfano, el orden inscrito en un canon universalmente aceptado, es de tan poca prioridad que no sé cómo argumentar para que nadie me exija razones.

Todavía encuentro las teclas del ordendor, mis libros de cada día, donde escribo y donde no, los folios, los no folios, aquello que no sabía que era y decidí dejar "por ahí" para descubrirlo mañana o tal vez nunca, o recordar que sé lo que era pero ya no sé dónde está... Todas esas pequeñas y grandes cosas están ordenadas, tanto como lo está mi cerebro. Y salvo una incipiente locura, no me pueden negar que no tenga las ideas claras.

NO IMAGINO UNA CUADRÍCULA CUANDO PIENSO EN EL ESPACIO QUE OCUPAN MIS IDEAS EN MI CEREBRO. POR TANTO, MI HABITÁCULO ESTARÁ ORDENADO EN DIRECTA PROPORCIÓN A COMO ESTÉ MI CEREBRO.

He dicho.


P.D.: No se trata de una apología del desorden preadolescente. Pasé esa etapa con un desastre de habitación y he descubierto que seguiré siendo así, y no por rebeldía, se trata de un modus operandi sin el cual no sería la misma, ni escribiría igual, por supuesto.

lunes, 5 de octubre de 2009

La canción que canta en el fondo oscuro del mar...


D.E.P. Mercedes Sosa

domingo, 27 de septiembre de 2009

viernes, 25 de septiembre de 2009

El tiempo, de nuevo


Definitivamente es el tiempo lo que mueve todo lo que hacemos.

Necesitamos tiempo para nacer, para crecer, para conocer, para conocernos, para existir, respirar, enamorarnos, para olvidarnos y para querernos.

Necesitamos tiempo después del tiempo, para no creer, para no estar, para no decir, para no saber, para respirar de nuevo, para conocer, para no conocer, para que no nos dejen conocer, para que no nos dejen saber, tiempo para perder, para necesitar más tiempo.

Nunca pensé que el tiempo pudiera ser demasiado...




jueves, 24 de septiembre de 2009

Monólogos suspendidos VI

Hay cosas que no necesitan oirse más de una vez. Y a la tercera ya es tan tarde para ponerle remedio, que nos suena a música de fondo, molesta e insistente.

Sin embargo, en vez de apagar la radio, nos dedicamos a buscarle una razón de ser a esa melodía implícita en todo dúo.

El miedo a volver a escucharlo nos hace retroceder, reagruparnos con nosotros mismos y nosotros solos. Volvemos a aquella posición segura en la que sin embargo no podemos escuchar nada, ni siquiera la belleza.

Esperamos encontrar en algún momento el modo de silenciar ese ruido que no necesita oirse más de una vez, pensamos que quizá con un buen cello pudiera arreglarse todo.

Un instrumento que saque de nosotros la pena, la nostalgia, los recuerdos y todo lo bello que hubo detrás, que nos haga respirar de nuevo otro punto de vista. Otras curvas, y no de mujer, en las que descansar la cabeza por un momento, para volver a la entereza, la paciencia y el amor que todos, todos nos merecemos.

¿Por qué no lo hacemos? Porque no somos músicos.

Fotografía: Areej Obeid.

martes, 15 de septiembre de 2009

Always on your side

Los dos han hecho, por separado, las mejores y las peores canciones de la música pop/rock del momento o de hace unos momentos. Sheryl Crow, que acabó siendo más conocida por estar con Amstrong (el ciclista), tiene canciones memorables como "The Difficult Kind". Y Sting, con Police, se convirtió en un icono de la música intentado separar su producción en solitario durante años para después volver a juntarse con sus compañeros.

Pero hoy, por motivos varios, considero que es un buen día para dejar huella de esta canción (si no me equivoco de Sheryl) que tan bien han resuelto.

Youtube y los derechos de autor me impide "incrustar" el video en el blog, así que os pasaré el link para que vosotros mismos escuchéis y veáis.

http://www.youtube.com/watch?v=6FAD3GmlB1c

Y aquí la letra:

http://www.top40db.net/Lyrics/?SongID=6057




domingo, 13 de septiembre de 2009

A single man

Es el título de la opera prima del diseñador Tom Ford. Lo que podría parecer un desastre cinematográfico por la ínfulas de un individuo que no pinta nada en el séptimo arte, ha resultado una novedosa y refrescante película para el jurado del Venecia.

Su protagonista, Colin Firth (del que no puedo decir más que barbaridades y onomatopeyas varias) ha sido (por fin, a mi parecer) galardonado con la Copa Volpi a la mejor interpretación masculina, y la película ha obtenido el León Gay 2009 Venecia (quiero remarcar la gilipollez de "gay", que yo sepa las películas son buenas o malas no gays o heteros).

Al ya mencionado Firth, que está a las puertas de los 50 (quién lo diría) le acompañan en el reparto Julianne Moore, que ostenta el papel de mejor amiga del protagonista, y Matthew Goode, que hace el papel de pareja fallecida de Firth.

La película está basada en un libro de Christopher Isherwood, y relata la historia de un profesor homosexual de California, 1962, que pierde a su pareja en un accidente y se ve sumido en el más absoluto vacío, con tendencias suicidas incluidas.


Para mayor degustación del eterno Mr. Darcy, acabo de ver el trailer de presentación, en el que, además de vislumbrar una fotografía increíble y un vestuario, como cabía esperar, fantástico, en el minuto 1.20 aparecen en primicia y JUNTOS dos de mis mayores mitos: Colin Firth (por si alguien no se había percatado ya) y Jon Kortajarena (que tiene una pequeña aparición). Sólo diré: Gracias, Tom.





Ya saben de una que va a ir a ver esta película en cuanto se estrene... Más teniendo en cuenta que en la Conferencia del festival, Colin Firth habla en italiano mientras nos dice que fue muy complicado ser homosexual mientras besaba a Julianne Moore... Quién fuera ella.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Tú no eres esquizofrénica...

Perdonad que baje tanto la calidad del blog (aunque no sea muy buena, ésto es peor que cualquier cosa), pero tengo que denuciar el siguiente caso:

MEGAN FOX

Esta tipa, a la que han tildado de ser la mujer más bella (si tengo que elegir, me quedo con Olivia Wilde, que por lo menos parece una tía legal), lleva unos mesecitos finos. Primero que si me pone ésta, me pone la otra, me pongo me pongo... de rayas hasta las orejas, eso es lo que me pongo. Después que si con este me lío con este no, a este ni la hora... Es decir, estoy más salida que el pico de una plancha y no tengo otra cosa en qué pensar. Y un cúmulo de chorradas hasta llegar a esta, el culmen de las noticias absurdas:

Megan Fox: "Soy esquizofrénica"

Por si la chavala no tenía ya escasas luces y le daba igual decir que comía mierda que dormía en una cama de pinchos, la simpática y guapa fémina (vergüenza me da) decide que ahora le apetece tener una enfermedad mental. Simpática Megan Fox (que lo llevas hasta en el apellido), no eres esquizofrénica, eres tonta.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Monólogos suspendidos V

Las verdaderas historias se escriben en el aire, donde vuelen y dejen volar sin pesar entre las manos.

Se trazan pequeños sueños imberbes que, aun cuando hayamos perdido su calor, nos recuerden que algún día fuimos soñadores...

SOÑADORES

aquellos a quien alguien dio la capacidad de amar lo que no ama y de las verdades que más duelen, las que son sinceras, las verdades que nos abren de uno a otro sin parar a respirar un único segundo

Las verdaderas historias no se escriben, se degustan, como si tras su vuelo hubieran venido a caer en una copa de whisky, de esas tan grandes que cabemos nosotros cuando se entristece el tiempo...

TIEMPO

Siempre mal utilizado, para mañana dejaremos lo que no hicimos ayer y lo que hoy hagamos no servirá de nada, porque será tarde. Sentirnos amenzados es un don natural e intrínseco al hombre, por qué nos asombramos siempre que perdemos algo... Todo lo que tenemos estuvo alguna vez perdido y volverá a estarlo.

Las verdaderas historias se escriben con lápiz, como un buen comentario al mejor poema que alguna vez hicieron los bárbaros, aquellos que se atrevieron a mirar al sol directamente, a unirse a una mecha y derretirse sin sufrir mucho. Nunca dos caminos fueron trazados por la misma senda, porque no serían dos, sería uno.

UNO

La única medida numeral que al final queda, por mucho que nos hagamos infranqueables al derribo, a la pérdida y la solitaria muerte, el final de cada uno nunca será primera persona del plural.

Las verdaderas historias... quién las conoce, quién las recita o las canta, quién las sufre, las disfruta, quién las rechaza, quién las ama, quién insiste...

Quien las escribe

sábado, 8 de agosto de 2009

Abstinencia

ESTO --> http://es.noticias.yahoo.com/9/20090807/tsc-no-beses-no-des-la-mano-di-hola-reco-1c5b110.html

Es lo que me he encontrado según he encendido el ordenador por la mañana.

NO BESES, NO DES LA MANO, DI HOLA

Aún alucinando con el desparpajo de algunos elementos QUE SON MÉDICOS!!! no he podido evitar pasarme un rato con el personal inquisitorial que habita este nuestro país (y otros, no lo dudemos nunca).

Pero vamos a ver, doctora Juliana Fariña, de qué manzano se cayó usted cuando pensó ese slogan, y a qué fosa cayó para ocurrírsele pancartearlo (en verde "como símbolo de la esperanza"). Nada más y nada menos que 30 metros de pancarta, para INSINUAR que "afortunada o desafortunadamente" somos muy propensos "a tocarnos y besarnos, incluso con las personas apenas conocidas, y a acudir a aglomeraciones".

Después de cometer la des-FACHA-tez de igualar la gripe A con el virus del sida, la señora de las perlas bucales dice que, la medida más normal, lavarse las manos asiduamente, es más complicado que saludarse diciendo hola.

Yo no soy médico, eso está clarísimo, pero tampoco quiero tener como presidenta del Colegio de Médicos de Madrid a esta energúmena sin tapujos que nos quiere devolver a la época en que ver un bikini en la playa era signo de prostitución alarmante y ofensiva, pasear de la mano era una clara demostración de que querías se apaleado por el guardia de turno, y no digo nada de la persecución a los homosexuales...

Qué clase de personaje es éste, que cada día está más extendido, que nos exige una cata ¿moral? para evitar una enfermedad. No deja de sorprenderme que aún haya gente que quiera utilizar los desastres en favor de sus ideologías. Me importa más bien poco, pero imagino que esta muy señora mía, entre tanto puesto de alto cargo (porque además de presi de medi, es jefa de AP en el hospital San Carlos de Madrid), no tenga momento alguno para los arrumacos con su pareja.

Ni creo que los españoles besemos mucho (porque no todos los españoles dan besos cuando saludan, además, comparémonos con los franceses), ni creo que seamos unos tocones, ni creo que seamos dados a las aglomeraciones, yo diría (aunque suene a "Pero Grullo") más bien que las aglomeraciones son dadas a nosotros, es algo que no podemos evitar cuando hay más gente en el mundo que NOSOTROS SOLOS.

Y es algo que a esta simpática médico se le ha olvidado: mantener la boca cerrada para que no entren moscas, o algún virus de la gripe A.


AÚN SIGO ALUCINANDO, SEÑORAS Y CABALLEROS, EL SIGLO XXI AÚN ESTÁ POR LLEGAR

jueves, 30 de julio de 2009

Viva la Vida

lunes, 6 de julio de 2009

La importancia del tiempo y el espacio


Hay veces que, sólo con guardar un espacio de silencio, podemos escuchar otras voces nuestras.

Lo más difícil de guardar ese silencio es mantenerlo el tiempo necesario para poder oir.

Porque todos queremos hablar y ser escuchados, pero no queremos oir...

O no podemos, que es aún peor.


domingo, 31 de mayo de 2009

Monólogos suspendidos IV

No nos recogió la vida de los escombros juveniles
ni nos reconoció justos e iguales a todos los amantes
ni a los amados

Pretendimos ser revolución íntima y desastre estrafalario
Y fuimos desastre y revolución
de estrafalaria intimidad

Atrás otros nombres también injustos y desequilibrados
atrás los sistemas de comunicación
los errores o la falta de ellos
y las pausas sincopadas de memorias circunscritas

Atrás las lecturas escolares
atrás las desdichas de los cuellos

Y las manos hacia delante
que recogieron otras lágrimas o la falta de ellas

Aquí Ahora y después de Nada
qué queda o qué dejamos para mañana
si ayer y atrás quedó todo lo que nos hace Ahora

qué hoy nos queda por vivir

Paul Éluard

Veintiocho de noviembre de mil novecientos cuarenta y seis


No envejeceremos juntos.

Este día está

De más: el tiempo desborda.


Mi amor tan ligero pesa como un suplicio.


----


Vingt-huit novembre mil neuf cent quarante-six

Nous ne vieillirons pas ensemble

Voici le jour

En trop: le temps déborde


Mon amour si léger prend le poids d'un supplice.



Paul Éluard. Últimos poemas de amor.

El 28 de noviembre de 1946, Paul Éluard perdió brutalmente a su mujer, Nusch. El 16 de junio de 1947, bajo el pseudónimo de Didier Desroches, y para algunos amigos, publicó en los "Cahiers d'Art" El tiempo desborda, ilustrado con fotografías de Man Ray y de Dora Maar.

lunes, 25 de mayo de 2009

Cuando Benji encontró a Oliver... (o La Biblia 2.0)



Ya sé que es romper con la seriedad de últimamente... tan... tan... seria.

Pero, como ser que reconoce que el placer sale directamente del cerebro... El pasado sábado me inflé a humor inteligente, o eso espero que fuera.

El caso es que este sábado actuó Dani Mateo en la BNS y allí estuve yo dispuesta a reirme. Y lo hice, aunque no tanto como con otros monólogos del catalán (Moisés, Oliver y Benji). Qué temas trató: Furaco, su amigo Iñaki, el facebook, otros temas de contenido no apto para mentes conservadoras... Incluso el sacrificio conyugal... Pero lo bueno es que mantuvo una forma su monólogo, que no sientes que te cuenta historias sin ningún tipo de nexo, como quien recita la lista de la compra por si se olvida de apuntar algo.

Además, este chico tiene un atractivo cómico... Sabes por alguna razón que te va a gustar lo que te cuente. Y es muy simpático, humilde es la palabra, campechano en términos vulgares.

Aunque haya sido de un modo silencioso, llevo siguiendo los pasos de este licenciado en periodismo desde los primeros tiempos de Noche sin Tregua (he de decir que echo mucho de menos ese programa), reconozco que no he podido tragarme La Familia Mata, a pesar de que cuenta con grandes actores (NO TODOS). Cuando puedo me apalanco en el sofá a ver SQLH, aunque últimamente me paso por el salón sólo cuando aparece Miki (otro gran cómico, aquellos tiempos de El Informal...).

Al fin y a la postre, Dani Mateo, un tipo entretenido y, según lo que he leído en su antiguo blog y el que ahora escribe con Ángel Martín (nuestrascosas.tv) -que por cierto, ha tenido muy mala baba con algunas de sus entradas de blog-, un tío culto, que aunque declara haberse licenciado tras el resquicio de la puerta, sabe lo que se hace.

GRACIAS POR EL RATO

miércoles, 20 de mayo de 2009

Seven Seconds

domingo, 17 de mayo de 2009

PRIAPEOS I

A estas alturas sobra que explique qué son los poemas priapeos, pero permitidme que haga una pequeña introducción antes de ir "al pan":

Los priapeos son una colección de poemas erótico-festivos de autor o autores desconocidos en honor a Príapo, divinidad menor de carácter itifálico, cuya cronología viene a oscilar entre la época augústea y los años posteriores a la obra de Marcial, con cuyos Epigramas muestran estas composiciones muchas afinidades de fondo y forma, con un lengua directo y descarnad. La práctica de elaborar versos dedicados a Príapo en Roma se documenta ya en Catulo, Horacio y Tibulo.

(FERNÁNDEZ CORTE, J.C.; MORENO HERNÁNDEZ, A.
Antología de la literatura latina. Alianza Editorial)

Parodia del estilo retórico.
En consecuencia, oh Quírites (pues ¿cuál será el límite?=, o me cortáis el miembro viril que noche tras noche fatigan las vecinas siempre calientes y más salaces que los gorriones en primavera, o reventaré y os quedaréis sin Príapo. Vosotros mismos veis qué jodido, agotado, pálido y macilento estoy, yo que antes, rubicundo y vigoroso, solía atravesar aún a los ladrones más fuertes. Ahora, pobre de mí, em fallan las fuerzas y escupo peligrosos esputos entre los espasmos de la tos.
Priapeos, 26
(E.M.C)

sábado, 9 de mayo de 2009

domingo, 3 de mayo de 2009

Visita de los chistes (fragmento)

"Fueron entrando unos médicos a caballo en unas mulas, que con gualdrapas negras parecían tumbas con orejas. El paso era divertido, torpe y desigual, de manera que los dueños iban encima en mareta y algunos vaivenes de serradores; la vista asquerosa de puro pasear los ojos por orinales y servicios; las bocas emboscadas en barbas, que apenas se las hallaran un brazo; sayos con resabios de baqueros; guantes de infusión, doblados como los que curan; sortijón en el pulgar con piedra tan grande, que cuando toma el pulso pronostica al enfermo la losa. Eran éstos en gran número, y todos rodeados de platicantes, que cursan en lacayos y, tratnado más con las mulas que con los dotores, se gradúan de médicos. Yo, viéndolos, dije:
- Si déstos se hacen estos otros, no es mucho que estos otros nos deshagan a nosotros."

Quevedo. Los sueños.

miércoles, 29 de abril de 2009

Cómo hacer la maleta...

INSTRUCCIONES PARA DESAPROVECHAR
EL ESPACIO QUE TIENES

a) El volumen de ropa ha de ser el doble del número de días.
Es decir, si te vas 2 días, tienes que llevar ropa para 4. R(ropa)= r/d(ropa por días) x 2.
b) La maleta, además de tener cabida para esta doble preparación, debe tener cabida para dos o tres prendas de más. De este modo, para los más expertos, podremos incluir no el doble sino el triple o mayor número de ropa.
c) Comienza por la ropa que sabes que SÍ te vas a poner nada más llegues. Así tendrás que sacar o revolver toda la ropa de la maleta.
d) Pon la ropa interior en un costado pero de manera que pueda pasearse por toda la maleta para que así tengas que rebuscar como en el paso c) tus bragas/calzoncillos, calcetines, etc.
e) El neceser SIEMPRE abajo, debajo de toooda la ropa que "puedes llegar a ponerte".
f) Procura, con el paso e), que el neceser vaya hasta los topes. Así tendrás la opción de meterlo el último y costará cerrar la maleta.
g) Camisas dobladas de aquella manera, es lo mejor para desaprovechar el espacio. Los pantalones deben quedar voluminosos para la misma función.
h) HAZ LA MALETA SIEMPRE EN EL ÚLTIMO MOMENTO. Ésta es la norma por excelencia, tienes que hacerla cuando ya no tengas tiempo de pensar qué metes y qué no metes. Así tendrás la seguridad de que hay algo que NO te has llevado, que al final es el fin de toda esta metodología:

LLEVAR LA MALETA HASTA LOS TOPES Y NO LLEVAR NADA, EN REALIDAD, DE LO IMPRESCINDIBLE


Tratad de llevar a cabo estas normas y os aseguro que conseguiréis la maleta peor hecha de la historia.

¡¡¡PRÓXIMAMENTE!!! Cómo llenar la maleta a la hora de volver.

martes, 21 de abril de 2009

Mejor no volver a empezar...

- Cuando te has levantado después de estar cada cinco minutos pensando en levantarte y haberte vuelto a dormir en el transcurso de media hora.
- Cuando, una vez te has levantado has pensado: hoy no me gusta el día que tengo que llevar a cabo.
- Cuando has ido a hacerte el desayuno y, de repente, te has quedado sola en casa. Sin nadie a quien darle el coñazo, salvo el perro.

- Cuando has ido a desayunar y, por querer abrir la caja de galletas por-donde-se-tiene-que-abrir, has tirado la taza LLENA al suelo. La taza se ha roto (aunque sólo ha sido el mango, ella sigue intacta) y el Colacao está totalmente invadiendo el suelo.
- Cuando, para limpiarlo, casi te rompes el tarro con el mango de la fregona.
- Cuando tienes que levantar sofá y mesa para limpiar debajo el colacao rancio.
- Cuando no puedes levantar un enorme baúl y te dedicas a meter la esquinita de un trapo para que absorva todo lo posible.
- Cuando tienes que tirar tu taza favorita (esto es lo peor).
- Cuando tienes que coger otra...
- Cuando te haces de nuevo el desayuno, y mientras se calienta, pruebas a abrir la caja de galletas como antes. Pero no funciona, así que decides arrasar con el cartón, como has hecho toda la vida.
- Cuando además te lo complican haciendo un envoltorio de galletas sin abre difícil. Y tienes que coger unas tijeras.
- Cuando empiezas a mojar galletas y a la tercera ya te has cansado. Ya no tienes ni hambre.
- Cuando te llevas el desayuno a la cocina, has acabado.
- Cuando piensas...

MEJOR NO VOLVER A EMPEZAR

Y de algún modo sabes que hoy no es un buen día. Pero tiene que pasar, como tantos otros. Hoy gastarás dinero, discutirás, gastarás otro dinero que no es tuyo pero que te dejan gastar (parece algo divertido, pero no lo es)... Y no tendrás un minuto para ser feliz.

Mañana será otro día... Mañana es miércoles.

martes, 14 de abril de 2009

Monólogos suspendidos III


¿Se puede sentir nostalgia de los momentos que preferirías no haber vivido?

En días como hoy, se puede sentir nostalgia de todo, hasta de lo que no ha pasado aún.


domingo, 12 de abril de 2009

Están locos estos romanos...

...ahora bien, después de ellos, no se ha vuelto a inventar ni reunir nada nuevo.

¿Qué me dirían si yo les dijera que el cristianismo estaba inventado antes del cristianismo?

O mejor dicho, las doctrinas cristianas estaban ya legisladas en el concepto del ciues romano y la uirtus que debía acompañarle. Es decir, antes de que naciera, existiera y muriera a quien estos días se está sacando a la calle (y me salvo de decirles lo hipócrita que me parece en muchos casos eso de ser "creyente" unos días del año), y después resucitara, ya existía en el mundo clásico, más concretamente en la conciencia romana lo que se ha estado promulgando desde el cristianismo más antiguo: una serie de "normas" de conducta, de "márgenes" de existencia, al fin y a la postre, de límites a la vida.

Seamos sinceros, el cristianismo será otras cosas, pero original precisamente no. ¿Acaso a los más fervientes fieles de esta religión no les suenan los siguientes términos? Luxuria, avaritia, officia, dignitas, uirtus, honestum, rectum, decorum, pietas, fides, grauitas, temperantia, constantia, prudentia, consilium, sapientia, iustitia, fama, gloria, laus... O las nociones de "dominio de sí mismo", "subordinación a una comunidad (que en términos eclesiásticos pudiera ser a una creencia)", "obediencia", "cumplimiento de obligaciones", "ejecución de los rituales", "respeto", "continencia", "deber", "reconocimiento después de la muerte"...

En realidad, una de las pocas (por no decir la única) diferencia entre el romano pre-cristianismo y el romano cristiano, radica en el símbolo de su creencia. Pero, en realidad, ¿qué es lo que importa?, ¿que se crea? o ¿en qué se cree?

Para mí está bastante claro, es la creencia en algo lo que realmente importa, se llame Dios o Marte, o como quiera llamarlo cada uno.

Digamos, de alguna forma, que el cinturón de atadura tan prieto que el cristianismo, y en concreto la Iglesia, llevaron y llevan a cabo desde finales del Imperio Romano hasta nuestros días, es, simplemente, la continuación de una atadura que ya los emperadores, e incluso antes del Imperio, en la República, se llevó a cabo, con la finalidad de crear el "buen romano", al "buen ciudadano". Y todo esto ya viene de antes, de época de auge griego.

Quizá a todos se les fue de las manos un poco la constricción. Y bien es cierto que, al menos en los casos en los que los emperadores no eran unos sumos déspotas (que es lo que ocurre en muchos casos con su vis eclesial), el Imperio Romano, legislaba en favor de sus propios ciudadanos.

¿A favor de quién legisló la Iglesia?

No hay nada nuevo bajo el sol... De hecho esta frase también es de época Antigua.

Juzguen ustedes mismos, les diré que lo que aquí he escrito (esos palabros latinos tan parecidos a los españoles) pueden encontrarlo en cualquier libro de Historia Antigua, de Filosofía o incluso de Filología, por ejemplo.

miércoles, 1 de abril de 2009

Thoughts of a Dying Atheist


A estos tipos hay que hacerles un homenaje

sábado, 28 de marzo de 2009

Volumen del 40%

ATENCION: Entrada no apta para estómagos sensibles y personas intolerantes al escatologismo

Por regla general, la cogorza ajena acostumbra a darme más que menos lo mismo. Llámenla como quieran: cogorza (como dije antes), pedo, moco, borrachera... En fin, esa sensación de llenez que experimenta un estómago repleto de bebida alcohólica y su consiguiente respuesta del sistema nervioso. Y como decía, los individuos que se pillan el moco del siglo me suelen dar igual, hasta que suelta la cogorza por la boca.

En ese momento, dicha cogorzo me importa sólo en dos circunstancias o tres a lo sumo: a) que el borracho me suelte la raba encima, b) que el borracho suelte la raba mientras yo estoy presente y c) que el borracho suelte la raba en los soportales de MI casa.

Y ahora es cuando muchos dirían: ¡Habrás soltado tú la raba en los portales de los demás, pues te aguantas!
Pues no, oiga, no. Mis compañeros de edad (porque en otra cosa no lo son) podrán decir que soy un muermazo, pero nunca he sufrido comas etílicos, ni me he puesto de alcohol hasta las cejas, ni mucho menos (después de lo que cuesta un copazo) lo he devuelto en cualquier parte, es más, no lo he devuelto, bastante catalana soy yo como para dar gratis lo que esfuerzo me ha costado.

Pero salir un sábado por la mañana a pasear al perro esquivando islotes de post-alcohol me parece la cosa más GUARRA que pueda soportar a esas horas, eso sí, sin haber desayunado.

Deberían colgar carteles en la puerta de los bares: A VOMITAR A TU P*** CASA. Y que mamá, esa mamá que piensa que su hijo/a es un santo (y así seguirán ocurriendo cosas como el caso "Marta del Castillo") y que lo que es beber nunca le ha gustado., te aguante la cabezcita No entro a hablar de los mayorcitos que ya viven solos, que si tan mayores son, podían contener el contenido de su estómago en su continente.

Opino que esa gente, que va "ensuciando" en muchos sentidos las calles, debería caer en cualquier esquina hasta que los ilustres barrenderos se los llevaran en el cubo... Y al vertedero. Considero que he de tolerar y tolero muchas cosas, pero no a esta gentuza que cree que pillarse un pedo el fin de semana es lo más emocionante que han hecho... Y en realidad, así va a ser (al menos hasta que se pillen una buena con los tripis o demás droga absurda). En fin, que por mí esta gente podía ser víctima de la evolución darwiniana y dejar de existir, sin más... La ley del más fuerte, y no del que más aguante bebiendo.


Y si quieres beber, procura que lo que bebas permanezca bebido. Porque, por si no te has dado cuenta, el del bar nunca saldrá a echar un ojo a tus restos...

Vayan en paz, y descansen la moña.

viernes, 20 de marzo de 2009

Diagnosis y prognosis

La irritación subyacente en pacientes no propensos a ella

Cuando el enfermo cree haber sido siempre una persona risueña, de sonrisa fácil, de encanto natural y con una extraña sensación de flote, la sorpresa es mayor que en enfermos que han conocido siempre la materia irritable de su ser.

Es decir, si usted está todo el día de morros, no es difícil que asuma que es altamente irritable. Sin embargo, aquellas personas que no conciben su forma de vida como un caso de "housetitis" se sorprenden al verse involucrados en un ataque de ira o molestia (a mayores o menores niveles).

Es por eso que hemos pensado preparar a estos pacientes en unas sesiones de des-autocontrol de la ira para que no sufran casos de irritación espontánea.

Paso 1. Cuando usted esté irritado, hágalo saber, o al menos, hágaselo saber a sí mismo.
Paso 2. Si la causa de su irritación es algo que usted puede controlar, trate de darse cuenta de cómo puede cambiar su situación para evitar futuras irritaciones.
Paso 3. Si la causa de su irritación es un ente o persona ajena a sí y, por lo tanto, usted no tiene la capacidad de controlar la causa de su irritación. Hable con esa persona o ente (inciso: los entes no humanos rara vez responderán a sus premisas).
Paso 4. Una vez establecida la comunicación verbal o no verbal con la causa de su irritación debe usted hacerse consciente del nivel de irritación consecuente en ese determinado momento, así como de su vulnerabilidad para con la irritación a causa de las circunstancias de su día a día. De un modo más sencillo, debe tener claro que no todos los días somos igual de propensos a irritarnos con una determinada causa.
Paso 5. Si usted enfurece, enfurezca, no lo reprima. Tenga cuidado de no enfurecer tampoco a niveles muy altos, pues los que están a su alrededor pueden no compartir con usted la irritación y además pueden no sentir empatía por su estado.
Paso 6. Una vez que haya dejado expuesta su irritación y la causa de la mísma, no espere que su estado desaparezca inmediatamente. A veces, incluso, habrá casos en los que la irritación se vuelva crónica si la causa reaparece. En términos coloquiales, si a usted le irrita una persona por una determinada cosa y esa persona acostumbra a realizar o ser de esa determinada manera, es probable que la irritación reaparezca siempre que reaparezca la persona y su circunstancia.

Y, por último, Paso 7. Asuma que no puede ser feliz para con todos y mostrar siempre atención y complacencia. Diga lo que piensa, siempre con educación, y en aquellos casos imposibles de curar, por favor, absténgase de frecuentar a la persona, ente o causa en general de su irritación.

Apunte: El asesinato no es un remedio para la irritación, sólo alivia los síntomas externos, la situación interna del enfermo no mejora con la violencia, sino más bien empeora.

Apunte II: El suicidio tiene la misma nula profilaxis que el asesinato, además, la causa de la irritación no desaparece, sólo lo hace el irritado.


**Para más información: sueñosypesadillas@loslunesmesientanmal.arg**


viernes, 6 de marzo de 2009

Las canas toman el poder

Llevo ya un tiempo diciendo y pensando que cuando un político sube al poder u ostenta un mínimo de éste, comienza a percibirse un aumento del pelo cano en su azotea.
Para demostrarlo, quiero poneros una serie de ejemplos:
A la izquierda, Sarkozy al comienzo de su andadura hacia la presidencia francesa.
A la derecha un Sarkozy con algún que otro copo de nieve en la cabeza.











A la izquierda, el presidente del gobierno de España, Rodríguez Zapatero. Con un más que nostálgico cabello castaño intenso (si bien es cierto que tiene un color de piel moribundo).

A la derecha un Zapatero actual con el pelo cano. En defensa de las canas podemos decir que tiempo ha de una foto a la otra, mínimo 4 o 5 años... todo un mundo ya...







En el caso de José María Aznar, las canas parece que sólo se apoderan de su bigote, quizá "Just (Gracias Carlos) for men" haya sido un arma de doble filo para el ex-presidente del gobierno español, ya que no es apto para vello facial.

Después de afeitárselo, alguien le dijo a Aznar que su seña de identidad no podía desaparecer, pero este bigote ya no recuerda aquellos "mire usted" de antaño.




Por último y no menos importante, la cabellera de Barack Obama que, en tan sólo 44 días, ha pasado de tener un negro cubre ideas a un jaspeado tipo koala en la cabeza.


¿Me creen ahora si digo que el poder produce canas?

martes, 3 de marzo de 2009

I've got them... And you?



lunes, 23 de febrero de 2009

Los atributos de Pene

Sí, señoras y señores, aunque crean que no puede ser cierto, Penélope Cruz (esa chica española que ha rodado junto a Woody Allen la nueva guía turística del país, con un nombre extraño, eso sí, algo así como... Victoria, Cristina y ¿dónde dices?) ha ganado el Oscar a la mejor actriz secundaria.

Por alguna circunstancia que otros muchos y yo no logramos comprender, Penélope Cruz es a los ojos de los cineastas extranjeros (y a los de Almodóvar) una actriz sublime, con grandes atributos dramáticos. Yo, que nunca fui de repudiar lo nacional, diré que tengo la impresión de que los atributos dramáticos de Pe (Pene en la juventud, parece curioso que se acorte con el tiempo y no al revés...) no tienen nada que ver para ganar -y no gracias a la intensa publicidad que se le ha hecho en este país (que no ha sido poca), háganse a la idea- la preciada estatuilla eunuca de gran espadoide, porque brillan por su ausencia

No puedo olvidar la mierda de careto que puso al ganar el Goya -que ya sólo por eso yo la desterraba del panorama filmográfico español- comparada con la de caretos entusiastas que ha puesto al ganar los premios americanos.


Es decir, señorita Penélope, ¿me puede usted negar que los reconocimientos nacionales siente que ya no la llenan y sin embargo los americanos -que todos sabemos por qué y a quién se los dan en estos tiempos que corren- la caramelizan y pastelonean?

Jamás creí que por hacer de cazoñera en una infame película -ya no de Woody Allen- sino infame en todos los sentidos y en todas las categorias (que, Woody, te has colado...) pudiera darte una estatuilla de oro de estas tan monas.

Hasta una historia preciosa y muy bien interpretada por Ben Kingsley y Patricia Clarkson, entre otros, nos la jo** Pene. Pene jo**endo en algún sitio... qué paradoja.

Me conformo con saber que la antes encasillada Kate Winslet ha podido demostrar su elegancia con el paso del tiempo... Y, esto hay que remarcarlo, curiosamente, no ha ganado el Oscar por la película que ha hecho con su marido y DiCaprio. Atrévete, Pe, a decir tú lo mismo.




domingo, 22 de febrero de 2009

Monólogos suspendidos II

El amor es arma de desahucio
de desarme
de despecho
¿de desidia?
de destino
de destierro
y desacuerdo


de desafío
de desahogo
de desaire
y desalojo
de desprecio
de desánimo
de desamparo
y desastre
desasosiego
y deshecho
de desatado
y desatino


de descabellado
¡de descanso!
de descenso
y descocado
de desconcertante
y desconfiado
de desconsuelo
de descubierto
de descuido
y de desdicha


Pero también es
de deseo
de descaro
de deshielo
¡de desliz!
de desmayo
y despeinado
de desorden
y despierto
desprendido
y destrozado
de desvelo
y desatado
de descarrío
de desconchado
Y DE DESEO



viernes, 20 de febrero de 2009

Lost in translation...

Transformar una idea, un sentimiento, en palabras es peor que traducir de un idioma a otro... Entonces sí que se pierde en la traducción...

Aún recuerdo esa peculiar escena de Bill Murray con el whisky en pleno Hong Kong (¿Hong Kong era?) mientras un tío soltaba frases de kilómetro y medio y se lo traducían en dos palabras... Así me siento yo a veces cuando pregunto: ¿Estás bien?

Tengo la sensación de que antes de la respuesta puedo llegar a escuchar frases kilométricas que llegan desde el corazón o el alma y que empiezan por la palabra NO.

La que aquí escribe es muchas veces víctima de su propia traducción, o hace víctimas a otros. Quién no ha decidido "suprimir" alguna parte de su pensamiento ya sea para lanzar de soslayo una bomba de racimo (de esas que explotan y parece que no pero te hunden), ya para evitar dañar egos, amistades, seres y otros caprichos.

Y sin embargo, por qué conocemos tan bien el idioma de nuestro vientre... de nuestra soledad... Porque dejar de decirlo nunca será dejar de sentirlo... Y cuando algo preocupe a nuestras vísceras... Parece que gritan para que tengamos que oirlas, y nos dicen algo así como: LO NEGARÁS TRES VECES!

Yo ya llevo unas tres mil, y aún así esa lágrima extranjera a la que hago como que no entiendo sigue queriendo pelear, contra todo y sobre todo contra mí.

martes, 17 de febrero de 2009

Anti-soneto cómico

Parece que el tiempo pasa sedoso
por entre las líneas de este soneto
forma italiana de ritmo precioso
cómo llegar al final del cuarteto

Si Lope levantara la cabeza
cuál irá a ser entonces el destino
de estos versos de tan clara torpeza
que no son ciertamente de hilar fino

Mi sistema es de sencillo manejar
cuento sílabas y luego lo escribo
y si piensas en palabras que rimen

el tema del poema vas a dejar
que caiga cual jinete sin estribo
por mucho que las Musas se te arrimen

domingo, 15 de febrero de 2009

Cuando la voz enferma...

Cuando la voz enferma
los opúsculos del viento pesan sobre las manos
nos aterrizan las voces extrañas
en la lejana cumbre del saber

Cuando la voz enferma
y el alma calla
sólo el crepúsulo del mar en ciernes
que nos conmueve
nos posee en Eternidad

Cuando la voz enferma
tu lágrima estalla
los latidos recogen sinónimos de dolor

Cuando tu voz enferma, amor,
te escucho con la mirada

viernes, 13 de febrero de 2009

Como agua sobre una piedra

COMO AGUA SOBRE UNA PIEDRA

a quien retorna en busca de su antiguo buscar
la noche se le cierra como agua sobre una piedra
como aire sobre un pájaro
como se cierran dos cuerpos al amarse

Alejandra Pizarnik

sábado, 7 de febrero de 2009

Analepsis

En gerundios encharcados
iniciaré un racconto incierto para que me entiendas

Tú, que lees todas las maravillas del mundo,
los desastres te parecían ilegibles

Tú, que ayer recogías un repulsivo escombro,
desechos del alma

Tú, que mantuviste el oro del cielo en constante penumbra
para quien las lluvias han sido tan tristes
tan expertas en lanzar opacos nombres del pasado

Tú, que me recuerdas cuanto no ha sido mío
y me repiten los días que puedo perderte

Tú, sólo tú permaneces
instantes después de habernos muerto el mundo
con sus ilegales normas y sus curvas de mujer

Sólo permaneces, tú, que apenas me oyes
y si es que quedarte es un hecho
recobra la esperanza

Y VIVE

Y AMA

miércoles, 4 de febrero de 2009

¿A dónde vas?

Guillotina y asco en el fondo del armario
Un claroscuro que siempre me dio miedo, es por eso que nunca llevo faldas... están al fondo.

Guillotina, asco y después silencio
El oportuno vacío de un mal sueño en medio de la tarde

Si es por perder, perdimos todo lo que hubiera sido nuestro
¿Acaso no era lo que nunca quisimos?


Un foco resuena en mitad del invierno
en mitad del invierno
Sobre las pupilas un terreno verde, de roídas carnes y restos de rostros
en mitad del invierno

¿A dónde vas
y contigo los gestos que nos empujan a madrugar las ventanas?

Donde la luz es tenue y el dolor ignora cómo llegar al fondo del armario, sólo permanece
en silencio.

viernes, 23 de enero de 2009

Never be another

miércoles, 21 de enero de 2009

Teoría sobre un pasado

La materia de que se componen los sueños, estoy cada vez más segura de que se parece mucho a la que compone los recuerdos.

Es un material raramente perecedero, un material de cristales afilados y pequeños trozos de alma.

Materia que no sabemos si nos forma o la formamos, si nos llena o la llenamos. Si el recuerdo es con nosotros o nosotros con el recuerdo, con el sueño.

Y no entendemos que querer elucubrar sobre recuerdos del pasado sea abrir heridas, sino más bien el acto inocente de unos sueños que acabaron de ser sueños, pero nunca acabaron de ser hechos. La sustancia y la forma que estos hechos cobran con el tiempo, nos incita a definirnos dueños de los mismos, nunca esclavos.

Esas almas, de que son culpables los trozos que componen nuestros recuerdos, parecen presentes y heridas. Sin embargo, nunca seremos claramente conscientes de hasta dónde nuestros hechos nos llevaron a romperlas. Puede que el tiempo quiera culpabilizarnos, o al contrario, que nos de la razón. No obstante, nuestra naturaleza nos impulsará siempre a terminar lo inacabado.

Y queramos o no, hemos cometido errores, pero seguir soñando, dada la materia de los sueños, es seguir recordando eternamente.

Recomponer el pasado, sólo se puede viviendo el presente... y amando.

domingo, 18 de enero de 2009

El Estado, por Platón (mientras Soraya posa, Platón piensa)

Desde este punto de vista diseñó Platón las formas del Estado. Si un Estado es dirigido por los mejores espiritual y moralmente, nos hallamos antes una aristocracia; si el gobernante es sólo uno de estos mejores, entonces tenemos una monarquía. Si ya no gobiernan los que son realmente mejores, sino los ambiciosos, que se creen superiores por su valor y resolución, por ser buenos cazadores, deportistas y soldados, hombres prácticos de acción, duchos en la táctica o arribistas ingeniosos, entonces se trata de una timocracia. Si el enriquecimiento personal se agrava todavía y el poder cae en manos de un pequeño grupo de ricos, sin otra meta que la potencia económica y la propia ventaja, dispuestos siempre a supeditar a estas cosas los superiores valores humanos, entonces tenemos una oligarquía. Pero si este sector se apodera completamente del campo, de modo que cada ciudadano, "sin reconocer orden ni sujeción al deber, pasa la vida conforme a su gusto y su capricho, llamando a esto vida amable, libre y beata", entoncs nos hallamos con la democracia. En este último nivel se ha perdido absolutamente el criterio de la mayor o menor aproximación al ideal del orden y del derecho, opina Platón, pues no se cree ya en la verdad y en el derecho en sí, sino sólo se conocen los propios apetitos subjetivos, con vistas a los cuales se gobierna la sociedad, en la que todos son iguales. Pero la extrema degeneración consiste en la tiranía: una esclavitud bajo esclavos. El pueblo es finalmente el tirano mismo. Es esclavo de sus propias pasiones: para el filósofo de una humanidad basada en la razón y la verdad, en la libertad y el querer moral, tal forma de gobierno es la mayor de las abominaciones.

En el mundo actual, en este 2009 que nos ocupa, sería imposible concebir que la sociedad dejara el poder a los verdaderamente buenos los "aristós". Por tanto, es triste ver cómo el siglo XXI no nos lleva a más aspiración que la simple y anteúltima democracia. Y el camino que llevamos, está cada vez más cerca de una oscura y terrible tiranía.
El interés, por el que Andrés es tan querido, nos impide llegar al "areté", y el espíritu de toda una humanidad, la Humanidad, queda encerrado en un porcentaje ínfimo de seres que se esconden del mundo, y sólo salen para divertir al pópulo... Quizá escriben novelas, o enseñan en un colegio público (que tarde o temprano desaparecerá)...

En fin, piénsenlo, un poco solamente... Yo debo disculparme con mi profesor de filosofía de Instituto, que siempre creyó en la democracia...

sábado, 3 de enero de 2009

2009... debería ser un buen año

Se acabó 2008, un año extraño, año de males y bienes por igual (o casi). Un año exageradamente octavo... año de cambios.

Y empezamos 2009 con los precios en ascenso, con una crisis que llevan meses diciendo acaba de empezar (pues cuando acabe de acabar...). Sinceramente, por mucha crisis que haya, la verdadera crisis vendrá después, cuando ya no la haya, pero los precios sigan caros. Resulta que ayer La Bolsa acabó con números verdes, unos números que no se han visto en mucho tiempo últimamente, pero ¿acaso somos nosotros quienes vamos a notar esa mejoría? Es una tapadera, eso de la crisis, el Gobierno da dinero a los bancos (dinero que debería dar al ciudadano que invierte en esos bancos, por otro lado), y cuando mejoremos: NO NO, SEGUIMOS EN CRISIS. Pues, sitiéndolo en el alma por los trabajadores a los que se está echando (que por otro lado, no se engañen, querían echarlos antes de la crisis, pero ahora tiene una excusa), ojalá que la gente chupa-sangre (y otro tipo de chupadas) se quede sin un euro con que alimentar a su retoño: la avaricia.

Que, roto el saco, se esparce por el mundo y nos convierte a todos en esclavos de un dinero que, como todos sabrán, no es nuestro.

Todos salimos ganando, al final, menos nosotros mismos. Porque el euribor baja, no se preocupe, usted hasta que no tenga revisión de Hipoteca no verá disminuida la cuota mensual... Usted siga pagando, que nosotros ya le avisamos.

Que bajamos los precios del automóvil, nada nada... relájese que con el impuesto de circulación le va a salir igual que antes... Compre, compre sin preocupación.

Que adelantamos las rebajas... Olvídese de lo que digan, no se preocupe, espere a que se acaben y verá una subida exponencial de los precios en prendas y artículos más o menos suntuarios (como la comida, ya sabe, ese lujo tan inservible).

- Oiga, que han puesto el bus gratis de 18 a 22h.
- No se escandalice, a partir de ayer ya tiene usted el precio del autobus a 0'10€ más caro. Por no mencionar los precios de otros transportes, eso si funcionan bien porque, como los Reyes, las huelgas del departamente de transporte aéreo siempre vienen una vez al año... Y dejan regalitos.

Y digo yo, lo mejor sería que todos los ahora "nacendos" embriones que llevan las ingenuas madres en sus vientres decidieran ponerse en huelga. ¡Huelga! Nos pensaremos muy mucho nacer, y naceremos donde y cuando queramos (como los de Bilbao) y cuando hayamos nacido, no pensamos pisar ni un sólo centro de enseñanza, ni logse ni tales acuerdos... Seremos niños ignorantes... Estancaremos la economía mundial usando el tumbing como única misión en la vida. Y a ver quién inyecta la cantidad necesaria para pagar pensiones, para pagar a los bancos, para alimentar el saco roto de la avaricia.

Un momento, pero esto ya está ocurriendo...
Es verdaderamente un crisis, y yo sin un euro en el bolsillo...

Relacionados

Related Posts with Thumbnails