miércoles, 23 de junio de 2010

Cuándo es el momento (Monólogos suspendidos X)

Hay asuntos, de todos es sabido, que nunca trataremos mientras dure una amistad/relación/contacto, y que sin embargo se mantienen latentes a cada paso, cada evolución; y que cada vez que algo va mal solemos tener rondando en la cabeza con mayor fuerza que en otros momentos. 
Tenemos la idea, pero no tenemos el valor de enfrentarnos a ello por lo que puede suponer de ruptura con lo que conocíamos, con la persona con la que mantenemos esa amistad/relación/contacto, o con cualquier otro concepto relacionado.

Por eso, resurge en nuestras cabezas con más motivación cuando algo está mal, porque nuestro subconsciente reconoce que es entonces cuando empeorarlo tendría una razón de ser, y no cuando todo está bien.

Y sin embargo, hasta que las cosas no van mal sin vuelta atrás, no somos capaces de sacar a relucir por entero esas cuestiones -antes, hemos podido insinuarlas o intentar introducirlas "naturalmente" en la cotidianidad de nuestra compañía para con el otro, pero nunca con evidencia tal que, siendo normalmente un tema controvertido, "el otro" haya querido hablarlo, más bien al contrario, "el otro" se guardaría muy mucho de sisear ni un sólo atisbo del asunto "conflictante". 

Por todo ello, como he dicho, hay cosas que nunca sabremos hasta que no terminemos nuestra relación con la persona de la que/por la que/con la que surgen nuestras pesquisas más duras. Por todo ello, nunca conoceremos a nadie hasta tal punto que cualquier cosa sea comprensible o de fácil asimilación con respecto a dicha persona. Por todo ello, nunca llegaremos a saber cómo somos nosotros mismos en las relaciones completas con los demás. Porque ocultamos y nos es ocultado, con mucha frecuencia, un continuo de contenido que efectivamente es decisivo para comprensión la de la personalidad del otro, siendo consecuencia de esto que "el otro" no es él mismo con nadie más, con nosotros tampoco, y nosotros no podremos ser nosotros mismos con ellos mientras quede algo de verdadera relevancia excluido de cualquier punto de discusión.



viernes, 18 de junio de 2010

Semántica

RENDIR


rendir v. tr.
  Vencer, ganar o someter un bando a otro en una guerra.
  Dar u ofrecer una cosa inmaterial, o someterla al dominio o influencia de algo o de alguien.
  Cansar mucho una cosa o una actividad a una persona.
  Dar fruto o ser de utilidad una persona o cosa.
 rendirse Tener que admitir o aceptar una persona una cosa, dándose por vencida.



Es curioso que ni las definiciones quieren doblegarse a la idea de rendición, y la ponen en último lugar, porque no han perdido la esperanza.

Relacionados

Related Posts with Thumbnails